EEUU sorprende con victoria ante Ghana

Estados Unidos debuta en el Mundial de Brasil derrotando a Ghana con un puntaje de 2-1. Más detalles aquí.

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images
Por AP 29 de julio de 2014

NATAL (Brasil) -- Clint Dempsey marcó uno de los goles más rápidos en la historia de los mundiales y John Brooks anotó a los 86 minutos para darle el lunes a Estados Unidos un triunfo 2-1 sobre Ghana en su primer partido en esta Copa del Mundo.


Entre el gol de Dempsey a los 32 segundos y el de Brooks en los últimos suspiros, los norteamericanos capearon un temporal de Ghana, que había empatado transitoriamente a los 82 mediante el tanto de Andre Ayew.


Brooks se elevó en el área chica y cabeceó un tiro de esquina para darle el triunfo a los estadounidenses, segundos del Grupo G con los mismos tres puntos que el líder Alemania. Los germanos golearon 4-0 a Portugal.


"A veces te afecta cuando anotas tan rápido", señaló Dempsey, el primer estadounidense que anota en tres mundiales. "El otro equipo trata de responder y te pone a la defensiva".


Eso fue precisamente lo que pasó después del tanto de Dempsey, el más rápido de la selección estadounidense en todos los mundiales, y el sexto más veloz en general.


Ghana calibró las líneas y empezó a llegar con peligro al arco de Tim Howard, especialmente con la velocidad de los hermanos Ayew, Jordan y Andre, y de Asamoah Gyan.


Howard tuvo que realizar una gran atajada para tapar un disparo de Gyan a los 31 minutos, poco después que los norteamericanos perdieron a su delantero Jozy Altidore por una lesión en la corva.


Estados Unidos se replegó a su área y aguantó como pudo, beneficiado por las fallas de Ghana para dar la última estocada.


"Recibimos un gol en menos de un minuto, por supuesto que eso nos complicó el partido", comentó Andre Ayew. "Lo importante es que pudimos meternos de nuevo en el encuentro".


Ayew igualó en una gran combinación con Gyan, que le dio un pase de taco dentro del área para la definición de zurda y a tres dedos.


Ghana todavía festejaba el empate cuando Brooks, un zaguero nacido en Alemania, marcó con un cabezazo que rebotó en el suelo antes de entrar al arco.


"Demostramos un gran carácter, el equipo de Estados Unidos siempre tiene gran carácter y lucha hasta el último segundo", expresó el técnico de Estados Unidos, Juergen Klinsmann.


Aunque de forma atropellada, Estados Unidos finalmente derrotó al equipo que lo marginó de los dos últimos mundiales, en los octavos de final en Sudáfrica 2010 y en la primera ronda en Alemania 2006.


"Sin duda hay cosas que mejorar", concedió Klinsmann. "Tuvimos problemas para mantener el balón, pero también es mérito de Ghana, es un gran equipo".


Con tres puntos en la bolsa, Estados Unidos podría buscar la clasificación a octavos de final en su siguiente partido el domingo contra Portugal, que exhibió un pobre nivel en su derrota ante Alemania.


Ghana, que hace cuatro años estuvo a ley de una mano de Luis Suárez de ser el primer equipo africano que avanza a las semifinales de un Mundial, enfrenta una misión titánica ante una selección alemana que lució como aplanadora.


Dempsey recibió una fuerte patada en la nariz a los 33 minutos, cuando saltó a disputar un balón con John Boye. El atacante quedó tendido en el suelo varios minutos y sangró por la nariz, aunque permaneció en el partido.


"Creo que me rompí la nariz", indicó el ex delantero del Tottenham y ahora en la MLS con los Sounders de Seattle