La crónica de la pelea

La pelea más esperada del año no defraudó y aunque el mexicano le echó ganas, finalmente no pudo ser. Mayweather sigue invicto.

Floyd Mayweather y Saúl Álvarez.
Floyd Mayweather y Saúl Álvarez.
Crédito: Getty Images
Por Carla Valero 10 de agosto de 2014

Era la pelea que combinaba la experiencia de Floyd Mayweather contra la juventud y ganas de Saúl Álvarez. El mexicano salió a por todas, pero el campeón de Detroit se impuso por 119 a 109.


De poco siriveron las 13 libras que el mexicano subió en un día para estar a la altura de Mayweather.


La velada empezó con el cantante mexicano Pedro Fernández quien fue encargado de entonar el Himno Nacional Mexicano, mientras que "Tank", por su parte, cantó el de EEUU.


Mayweather entró al ring de la mano de su fiel seguidor y admirador, el cantante Justin Bieber y dos gigantes guardaespaldas.


El mexicano, por su parte, se persignó y obtuvo los gritos de apoyo de la mayoría de los asistentes a la pelea.


Famosos, empresarios y deportistas no quisieron perderse la pelea del año. Los asistentes pagaron cifras millonarias por ocupar uno de los asientos del cuadrilátero del MGM de Las Vegas donde se celebró la pelea.


Por su parte, las redes sociales se inundaron de mensajes, apuestas y todo tipo de bromas de los dos peleadores.


Mayweather salió con unos ganchos muy rápidos que dejaron agotado y desesperado a el Canelo, que por momentos se quedaba estático sin saber qué hacer.


A pesar que uno de los jueces dio un empate de 114 entre los dos luchadores, el resto decidió dar la victoria a Mayweather, dejando fuera de sí a el Canelo.