Xolos derrotan al Toluca

Los Xolos de Tijuana, del entrenador argentino Antonio Mohamed, vencieron el jueves 2-1 al Toluca.

Los Xolos vencen 2-1 al Toluca con goles de sudamericanos.
Los Xolos vencen 2-1 al Toluca con goles de sudamericanos.
Crédito: EFE
Por EFE 22 de agosto de 2014

Los Xolos de Tijuana del entrenador argentino Antonio Mohamed vencieron el jueves 2-1 al Toluca con goles del ecuatoriano Fidel Martínez y el paraguayo Pablo Aguilar, en el partido de ida de la final del Apertura 2012 del fútbol mexicano.


Martínez (m.24) y Aguilar (m.40) convirtieron por los locales, mientras por el Toluca del técnico Enrique Meza descontó el paraguayo Edgar Benítez (m.26).


En su estadio, los Xolos tuvieron dominio de la pelota desde el arranque del partido; con llegadas por las bandas y gran velocidad de mitad de la cancha hacia adelante, el equipo de casa puso en apuros al portero de Toluca Alfredo Talavera desde los primeros minutos.


Después de inexactitudes en el último toque, Tijuana reflejó en el marcador su superioridad cuando Martínez recibió un servicio del argentino Cristian Pellerano, acomodó la pelota con el pecho y remató de derecha para el 1-0.


Sin embargo el Toluca, un conjunto con oficio, reaccionó de inmediato y empató 1-1 en el 26 en una jugada iniciada por el panameño Luis Tejada, quien le puso un balón al brasileño Lucas Silva, certero al pasar la pelota a Benítez, quien remató de zurda.


El encuentro bajó de intensidad, pero en el 40, en un tiro libre, Pablo Aguilar convirtió a pase de Joe Corona para dar a los Xolos una ventaja de 2-1 con la que se fueron al descanso.


Para la segunda mitad, los Xolos volvieron a jugar mejor y en el 58 estuvieron cerca de ampliar la ventaja con una llegada del colombiano Duvier Riascos, quien volvió a crear peligro en el 60, pero envió el balón por encima del arquero.


Otra vez bajó el ritmo, aunque el Tijuana se mantuvo con su propuesta ofensiva ante un rival bien plantado que evitó perder por más de un gol.


El próximo domingo, Toluca recibirá al Tijuana en su estadio a 2.600 metros sobre el mar en el encuentro de vuelta que decidirá el campeonato; los Diablos están obligados a ganar para conquistar el cetro, mientras los Xolos lo asegurarán el si triunfan o empatan.