Alfonso Cuarón cuestiona a Peña Nieto

El director de cine le hace un serio interrogatorio al presidente mexicano para “disipar algunas dudas” en torno al futuro del país. Aquí los detalles.

Alfonso Cuarón cuestiona a Peña Nieto
Crédito: Foto/Getty Images
Por EFE 8 de agosto de 2014

MEXICO -- El cineasta mexicano Alfonso Cuarón, ganador del Oscar al mejor director, cuestionó la reforma energética impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto y le manifestó su preocupación por el destino del país.

En un desplegado pagado publicado el lunes en al menos dos diarios mexicanos, Cuarón hizo 10 preguntas al mandatario mexicano en un intento por "disipar algunas dudas" sobre la reforma energética aprobada en 2013, la más profunda en las últimas siete décadas.

El director de "Gravedad" preguntó, por ejemplo, cuándo bajarán los precios del gas, la gasolina y la energía eléctrica, qué medidas se tomarán para proteger al medio ambiente y cómo se evitará la corrupción en el sector.

La reforma energética puso fin a más de siete décadas de monopolio estatal en materia petrolera y permite de manera amplia la participación de empresas privadas en la producción de crudo.

Aún falta, sin embargo, realizar modificaciones a una serie de leyes para detallar cómo se pondrá en operación esa reforma aprobada a fines de 2013. Legisladores han dicho que esta semana podrían ser enviadas al Congreso las propuestas de ajuste a esas normas.

"Las trasnacionales petroleras en el mundo tienen tanto poder como muchos gobiernos", escribió el cineasta. "¿Qué medidas se tomarán para evitar que el proceso democrático de nuestro país quede atrapado por financiamientos ilícitos y otras presiones de los grandes intereses?", preguntó.

Cuarón también señaló que México es un país con un sistema legal "endeble" o a veces "inexistente", por lo que preguntó al mandatario "¿cómo podrán evitarse fenómenos de corrupción a gran escala?".

La presidencia no tuvo una respuesta inmediata a la carta.

Con la reforma quedó atrás la nacionalización de la industria petrolera de 1938, que hasta ahora era para muchos mexicanos un símbolo de soberanía.

La reforma plantea que la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) sea un competidor más, aunque con ciertas preferencias, como ser la primera compañía en elegir los campos en que participará.

Se establecen, además, contratos para compartir ganancias y producción, así como licencias mediante las cuales las empresas pagarán derechos e impuestos al gobierno por explorar y extraer crudo.

El gobierno ha sostenido que la reforma permitirá revivir la alicaída industria petrolera con la participación de empresas nacionales y extranjeras, debido a que Pemex no cuenta con la tecnología ni con los recursos necesarios para aumentar la producción de crudo que desde 2004 ha caído un 25%.

Peña Nieto ha dicho que la reforma permitirá tener tarifas más baratas de electricidad, en parte porque sostiene que se aumentará la producción de gas natural, mucho del cual ahora es importado.

Pero la primera pregunta de Cuarón fue precisamente "¿cuándo bajarán los precios del gas, gasolina, combustóleo y energía eléctrica?".

En los últimos años figuras mexicanas de la cultura y el entretenimiento han manifestado abiertamente sus posiciones políticas o se han sumado a causas sociales y ambientales.