Los padres de Kate Middleton, de visita

Los abuelos maternos llegaron al hospital y se quedaron algo más de una hora en el ala privada "Lindo" del centro médico.

Padres de Kate Middleton.
Padres de Kate Middleton.
Crédito: EFE
Por EFE 16 de agosto de 2014
LONDRES, Reino Unidos- Los padres de la duquesa de Cambridge, Michael y Carole Middleton, visitaron hoy el hospital londinense de St. Mary para conocer a su nieto, el primogénito de su hija Catalina y su esposo, el príncipe Guillermo.

El bebé, un varón que pesó 3.800 kilos, nació ayer, lunes, a las 15.24 GMT y ocupará el tercer lugar en la línea de sucesión al trono británico detrás de su abuelo paterno, el príncipe Carlos de Inglaterra, y de su padre, el príncipe Guillermo.

Los abuelos maternos llegaron poco después de las 14.00 GMT al hospital y se quedaron algo más de una hora en el ala privada "Lindo" del centro médico, donde su hija mayor permanece ingresada.

A la salida, ambos se mostraron sonrientes y Carole dijo a la prensa que su nieto es "absolutamente precioso" y que tanto la madre como el pequeño "están muy bien".

"Estamos encantados", afirmó antes de subir con su marido a un taxi, modo de transporte que también utilizaron para desplazarse al hospital desde Bucklebury (Berkshire), donde residen.

Carole, única abuela del bebé, acudió a ver a su hija ataviada con un vestido gris con motas blancas con zapatos y bolso de color crudo, mientras que su marido, Michael, vestía un traje oscuro.

A su llegada, ambos posaron brevemente para la multitud de fotógrafos y cámaras que, desde hace días, custodian el hospital londinense a la espera de captar las primeras imágenes de los duques y de la nueva incorporación a la familia real británica.

El matrimonio fue recibido por el responsable clínico, Jonathan Ramsay, que les condujo al interior del hospital.

Mientras continúa la espera para conocer al niño, Londres celebró hoy el nacimiento con más de cien cañonazos y el repique de campanas de la abadía de Westminster.

Desde la Torre de Londres, la Honorable Compañía de Artillería disparó una salva de 62 cañonazos presenciada por decenas de turistas, al tiempo que una batería de la Real Artillería Montada lanzaba otros 41 disparos desde el céntrico Green Park, vecino al Palacio de Buckingham.

Las campanas de la abadía de Westminster, donde en 2011 se casaron los duques de Cambridge, repicaron durante tres horas, al igual que las de otras iglesias del país que también festejaron el nacimiento del que se conoce como "el bebé real", cuyo nombre aún no se ha revelado y que recibirá el tratamiento de Su Alteza Real, el Príncipe de Cambridge.