La perspicacia mexicana en su máximo esplendor

A los mexicanos no se les atora nada, si hay un problema ellos lo arreglan sin preguntar y sin necesitar mucho dinero. Aquí unas fotos que lo prueban.