Clinton sacaría a indocumentados de las sombras

Clinton sacaría a indocumentados de las sombras

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    SAN ANTONIO – Después del primer debate demócrata en Las Vegas, Hillary Clinton hizo una parada en la ciudad del Alamo con la esperanza de ganar seguidores.

    La precandidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos se presentó este jueves en el Sunset Station a las 12:30 p.m., aunque los espectadores comenzaron a llegar horas antes.

    Clinton estuvo acompañada del ex alcalde de San Antonio Julián Castro y su hermano gemelo, el congresista Joaquín Castro.

    Julián Castro, actual Secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano del país, expresó su apoyo a la campaña de la ex primera dama durante este evento.

    -Te puede interesar: El bebé con poco cráneo y cerebro que logro sobrevivir

     

    Antes de su llegada al Sunset Station, la aspirante a la presidencia tevo una sesión de preguntas y respuestas con la Cámara de Comercio Hispana de Estados Unidos.

    Clinton se comprometió a trabajar "desde el primer día" de su Presidencia, si gana las elecciones de 2016, por una reforma migratoria que permita salir de las sombras a los millones de indocumentados que viven en el país.

    -Te puede interesar: Un bebé de dos años le disparo a su abuela en la espalda

     

    "La reforma migratoria. Empezaría a trabajar por ello desde el primer día de mi Presidencia", aseguró la exsecretaria de Estado del país durante la sesión de preguntas y respuestas con el presidente de la Cámara de Comercio Hispana de ese país (USHCC), Javier Palomarez, defensor de la regularización de indocumentados.

    Clinton, favorita para la nominación demócrata, aseguró que, de alcanzar la Casa Blanca en 2016, también defenderá las acciones ejecutivas que emitió el pasado noviembre el presidente Barack Obama para legalizar a cinco de los once millones de indocumentados que viven en el país.

    "Una reforma migratoria integral en la que saquemos a la gente de las sombras sería bueno para nuestra economía", defendió Clinton.

    "Si podemos sacarlos de las sombras, nuestro mercado de trabajo sería más eficiente y los trabajadores indocumentados dejarían de ser explotados", añadió la exprimera dama, quien en varias ocasiones ha expresado su compromiso con una reforma migratoria que incluya un camino a la ciudadanía.

    Para ilustrar los beneficios que los cambios en política migratoria traerían a la economía de Estados Unidos, Clinton dijo que actualmente los indocumentados contribuyen con 12,000 millones de dólares al año al fondo de la seguridad social sin poder beneficiarse de sus prestaciones.

    De aprobarse una reforma migratoria, la contribución de los inmigrantes indocumentados ascendería a 21,000 millones de dólares, destacó la candidata.

    Durante su intervención, Clinton también apostó por "abrir más puertas" a los negocios hispanos con seminarios y conferencias que les permitan expandir sus contactos, así como con iniciativas para hacer más fácil la compresión de la burocracia estadounidense a los empresarios hispanos.

    En estas primarias, el debate migratorio ha ganado peso a raíz de los comentarios xenófobos del magnate Donald Trump, líder de las encuestas para la nominación presidencial republicana y quien propone la construcción de un muro en la frontera con México, así como la expulsión de 11 millones de indocumentados del país.

    Clinton también cargó contra los "comentarios equivocados" sobre inmigración de algunos aspirantes republicanos, que guiados por el empujón de Trump en las encuestas han incrementado la retórica contra los inmigrantes.