Arlington prohíbe peros inatendidos

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    En Arlington, los dueños de perros ya no podrán atar a sus mascotas y dejarlas solas afuera de sus casas. La nueva orden de la ciudad que prohíbe esta situación tendrá efecto a partir del 18 de mayo. “Si usted está afuera, está lavando su carro y tiene al perro amarrado mientras lo hace, está bien”, mencionó Ray Rentschler, supervisor de Servicios de Animales. “Pero si tiene al perro amarrado en frente del patio mientras está viendo televisión, eso no está bien”. La gente tampoco podrá amarrar a sus perros fuera de una tienda mientras compran. Rentschler indicó que los perros amarrados son más propensos a morder a alguien que se les acerca. “Los dueños no pasan tiempo haciendo que ese animal socialice, así que cuando están atados, incrementan su frustración y agresividad hasta que, cuando finalmente se les deja libres o van a algún lugar desconocido, se sienten atacados”, declaró. Oficiales de la ciudad aseguran que la orden es para la seguridad de los residentes y de los perros. “Va a ayudar a los animales porque gran cantidad de las llamadas que recibimos sobre crueldad contra los animales reporta que estaban amarrados y por lo general encontramos que no tenían comida ni agua”, informó Rentschler. “También recibimos llamadas en las que un perro saltó la cerca y se ahorcó con su cadena”. Ann Glenn, quien tiene dos perros, apoya la orden. “Cuando se deja solo a un perro se corre el riesgo de que venga otro y lo ataque, luego ya no puede escapar”, opinó. “Además pueden ahorcarse a sí mismo o atorarse en cosas. Si amarramos a uno de nuestros perros hay que quedarnos con él. No hay que dejarlos solos”. Bajo esta nueva orden, los dueños que no supervisen a sus perros mientras los tienen amarrados recibirán una advertencia de 24 horas. Después de eso, si el dueño aún comete la violación, enfrentará una multa de hasta 2 mil dólares.