Batalla legal tras muerte en Six Flags

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    La familia de una mujer de Dallas que murió al caer de una montaña rusa en Six Flags, asegura que el parque temático está retrasando el proceso en la corte, y buscan que el parque sea sancionado, esto en medio de una batalla legal en torno a las fotografías del cuerpo de la mujer.

    En nuevos documentos de la corte, la familia de Rosa Esparza pidió sancionar a Six Flags Over Texas, argumentando que buscan desacelerar intencionalmente las declaraciones y retrasar el proceso para esclarecer el caso.

    Esparza, de 52 años, murió el 19 de julio de 2013 cuando su cuerpo terminó cortado en dos tras caer de la montaña rusa New Texas Giant.

    Según el forense del condado de Tarrant, Esparza salió expulsada de su asiento. La autopsia reveló que murió de múltiples lesiones traumáticas a causa de la caída.

    La familia está pidiendo por lo menos $ 1 millón en una demanda presentada el otoño pasado en la que se alega que el parque ignoró los peligros. Six Flags ha negado responsabilidad en el caso y dijo que no diseñó o fabricó la montaña rusa.

    Six Flags se opone a que las fotos del cuerpo sean usadas en la corte y mostrada a empleados adolescentes del parque.

    De acuerdo a Bryan Pope, abogado del parque temático, las fotos no son necesarias para obtener el testimonio de los adolescentes. Sostuvo, además, que las fotos se mostraron como una estratagema para poner nerviosos a los testigos y tratar de desconcentrarlos.

    Pope dijo que si estas fotos gráficas han de ser mostradas, buscaría una orden de protección para evitar que se muestre a los adolescentes.

    Chip Brooker, abogado de la firma de abogados Branson que representa la familia Esparza, dijo que las fotos eran "razonables y necesarias" porque la persona que está siendo testigo fue uno de los empleados que descubrió los restos de Esparza.