Maneja en sentido contrario y causa múltiples accidentes

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    La autopista interestatal 35 al oeste fue cerrada por una persecución en sentido contrario que alcanzó una velocidad de 90 millas por hora.

    La policía dijo que la persecución fue a causa de una conductora quien manejaba en sentido contrario y se cree que se encontraba bajo la influencia de sustancias ilícitas.

    La conductora se dirigía al sur en el carril en dirección hacia el norte de la autopista interestatal 35 oeste. La persecución en sentido contrario ocasionó tres accidentes más.

    El primer accidente fue cuando un carro blanco con dos ocupantes giró bruscamente hacia el muro de contención para evitar chocar contra la sospechosa. Una persona en el coche resultó herida y fue trasladado al hospital.

    Poco tiempo después, la conductora en sentido contrario golpeó por un lado a un camioneta Suburban azul en el este de la calle Berry.

    La persona continuó su rumbo en el mismo sentido en donde tiempo después chocó contra la puerta de un coche de policía. Ese coche policía estaba ahí en un esfuerzo por conseguir que la conductora se detuviera. El oficial no resultó herido.

    La policía incluso tuvo que usar el helicóptero para alumbrar a la mujer y darle órdenes desde el altavoz. Lo que tampoco tuvo resultados y los oficiales finalmente pusieron picos en la autopista, lo que le provocó al carro una llanta ponchada.

    La policía de Fort Worth cree que la sospechosa estaba borracha y después de la captura fue llevada al hospital para una extracción de sangre.

    La sospechosa ha sido acusada de abandonar la escena de un accidente y otros cargos más están pendientes. El nombre de la conductora no ha revelado.