Candente testimonio contra maestra

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El juicio de una ex maestra de la preparatoria Kennedale High School acusada de tener relaciones sexuales con varios estudiantes ya está en marcha. Brittni Colleps enfrenta cinco cargos de delito mayor por tener una relación inadecuada entre estudiante y maestra. El estudiante, que tenía 18 años al momento de la supuesta relación sexual, declaró bajo un seudónimo. "Aaron Williams" detalló varios incidentes que dijo, se llevaron a cabo en la casa de la acusada, en Arlington, y habló de explícitos mensajes de texto que presuntamente fueron intercambiados. El primer día del juicio estuvo lleno de testimonio gráfico y la fiscalía mostró a los miembros del jurado un video captado con un teléfono celular que muestra uno de los presuntos incidentes sexuales. "Y él (la víctima) comenzó a filmar, con el conocimiento de la acusada de que era filmada", dijo la asistente del fiscal de condado de Tarrant, Elizabeth Beach. Beach mostró el video sólo al jurado y otro personal del tribunal. Los medios de comunicación y la audiencia no pudieron verlo. El incidente ocurrió en abril del 2011 en una habitación de la casa de Colleps. Beach dijo Colleps tuvo "relaciones sexuales y relaciones sexuales anormales" con el estudiante, dentro del hogar que compartía con su esposo militar y sus tres hijos pequeños. Colleps no reaccionó al ver el video ni al escuchar el testimonio. Beach le preguntó sobre lo que ocurrió en la habitación en una noche en la que varios estudiantes estaban en casa Colleps. "Todos comenzaron a realizar sexo oral y tener relaciones sexuales con ella", declaró la víctima. El abogado defensor, Lex Johnston se negó a dar una declaración de apertura, pero ha solicitado la anulación del juicio en varias ocasiones. Una segunda víctima identificada como "Paul Wall", también testificó el martes. Los cinco estudiantes que participaron en los supuestos actos darán testimonio. A pesar de que los jóvenes tenían 18 años cuando presuntamente ocurrieron los hechos, en Texas, es contra la ley que los profesores tengan relaciones sexuales con estudiantes. Si es declarada culpable, Colleps podría enfrentar de 2 a 20 años de prisión por cada cargo, pero tendría derecho a libertad condicional.