Cierran planta de reciclaje

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Una controversial planta de reciclaje de baterías, de Frisco, cierra sus puertas la mañana viernes.

    Cierran controversial planta Decenas pierden el empleo por el cierre de la planta de reciclaje de baterías. Una controversial planta de reciclaje de baterías, de Frisco, cierra sus puertas la mañana viernes. El cierre es parte de un acuerdo entre la Ciudad de Frisco y la empresa Exide Technologies. Durante meses, la ciudad y sus residentes han planteado interrogantes acerca de la contaminación del aire y del suelo, procedente de la planta. Como parte de un acuerdo de $45 millones, la empresa se ha comprometido a cerrar sus operaciones. Cerca de 100 empleados perderán sus empleos el viernes, justo antes de las fiestas decembrinas. Por el momento, 27 trabajadores seguirán trabajando para ayudar a desmantelar la planta de reciclaje de baterías y limpiar las áreas contaminadas por la fundición de plomo. Ha sido una larga batalla entre la Ciudad y la empresa, sobre cómo reducir los niveles de emisión de plomo. La ciudad planea comprar las 180 hectáreas que rodean la planta. El terreno podría ser utilizado para futuro desarrollo en el corazón de San Francisco.