Crisis: "La más dolorosa y duradera"

El Fondo Monetario Internacional advirtió que tras la explosión de las burbujas inmobiliarias, la crisis podría prolongarse hasta cinco años.

En la foto, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.
En la foto, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.
Crédito: EFE
Por EFE 30 de agosto de 2014

WASHINGTON - Las crisis ocurridas tras la explosión de burbujas inmobiliarias y con un alto nivel de endeudamiento interno, como la actual, son "más dolorosas y pueden prolongarse hasta cinco años", informó este martes el Fondo Monetario Internacional (FMI).


El FMI citó como ejemplos de países que atraviesan por esta situación a Islandia, Irlanda, España, Reino Unido y Estados Unidos, durante la presentación de los capítulos analíticos de su nuevo informe sobre "Perspectivas Económicas Mundiales".


Daniel Leigh, funcionario del organismo y director de uno de los estudios, indicó que en el caso de EE.UU. es necesario seguir rebajando el nivel de endeudamiento de los hogares, porque es un "freno" a la recuperación.


"Es hora de que las familias reciban apoyo de los programas estatales, como antes lo tuvieron los bancos", indicó Leigh.


Según el estudio del Fondo, que la próxima semana publicará sus previsiones de crecimiento de la economía mundial, la consecuencia de este tipo de crisis son niveles de desempleo y caída de la demanda interna "más pronunciados" que en otras crisis estudiadas.


Los capítulos analíticos del FMI "son resultado de una serie de investigaciones acerca de escenarios de crisis bajo presión financiera", agregó Jorg Decressin, uno de los economistas principales del Departamento de Investigación del FMI.


En el otro capítulo presentado hoy se analizan los efectos de la variación de precios de las materias primas sobre los países exportadores, dados los riesgos de ralentización económica.


Por ello, el FMI recomienda "ahorrar ingresos fiscales durante las alzas de precios y aumentar el gasto durante las desaceleraciones para estabilizar la economía".


El Fondo Monetario Internacional celebra la próxima semana entre el 20 y el 22 de abril su tradicional reunión de primavera, junto con el Banco Mundial, en la que se analizará el comportamiento de la economía global.