Juez rechaza propuesta sobre distritos

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    SAN ANTONIO- Un juez federal rechazó rápidamente el lunes una propuesta temporal para reorganizar los distritos electorales de Texas, ordenándole a las partes que sigan conversando.

    La orden del juez ocurrió apenas horas después de que el fiscal estatal anunció una solución negociada al respecto, que fue fustigada de inmediato por varios grupos defensores de las minorías.

    La orden del tribunal probablemente garantice que la disputa demorará las elecciones primarias en Texas por segunda vez. Los republicanos temen que otra demora pudiera impedir que los votantes del estado ayuden a decidir qué candidato del partido sea el que desafíe al presidente Barack Obama en los comicios de noviembre.

    Algunos grupos activistas demandaron a Texas bajo el argumento de que la legislatura controlada por los republicanos subestimó a la floreciente población hispana del estado cuando rediseñó los límites de los distritos de la legislatura estatal y los del Congreso federal.

    El lunes vencía el plazo para que ambas partes llegaran a un acuerdo sobre los mapas temporales para las elecciones de 2012 con el fin de poder celebrar las primarias el 3 de abril. En su orden de rechazo, el juez federal de distrito Orlando García dijo que el plan requería más respaldo de las partes involucradas y no concedió tiempo adicional.

    "Todos los plazos siguen como están hasta que se le notifique a la corte que se ha llegado a un acuerdo", escribió el magistrado.

    Greg Abbott, fiscal estatal de Texas, presentó con optimismo el plan horas antes el lunes. Tenía el respaldo del Fondo Mexicano-Estadounidense para la Defensa Legal y la Educación (MALDEF, por sus siglas en inglés), uno de los grupos más grandes que demandaron al estado.

    Según la propuesta, los hispanos controlarían dos de los cuatro escaños nuevos en el Congreso federal que le fueron concedidos a Texas tras el censo de 2010, el cual reflejó un fuerte incremento en la población del estado durante la última década.

    Sin embargo, fuera del MALDEF y del representante federal demócrata Henry Cuéllar, la mayoría de los demás involucrados en la demanda dijeron que la propuesta estaba bastante lejos de ser una solución negociada justa.

    Luis Vera, abogado de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC por sus siglas en inglés), se mofó del nuevo acuerdo y acusó al estado de exagerar la cantidad de muchos de los demandantes que lo respaldaron.

    El lunes por la noche, su grupo y seis de los otros nueve demandantes interpusieron documentos ante la corte en los que se oponen formalmente al plan.

    Vera dijo que las conversaciones se han interrumpido y añadió: "No hay acuerdo y no hay nada de qué hablar".

    En un comunicado escrito el lunes por la noche, Abbott no reconoció la orden del juez, pero dijo que su oficina "ha trabajado con un amplio rango de grupos de interés para incorporar solicitudes razonables de todas las partes" sin poner en riesgo la voluntad de la legislatura de Texas. Ha dicho que probablemente no sea posible organizar unas primarias antes del 17 de abril.

    Todos los estados deben redistribuir los límites de los distritos políticos después del censo cada década con el fin de hacer ajustes por los cambios en la población.