“Encierran” a los ofensores sexuales

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    Cientos de ofensores sexuales en una comunidad del norte de Texas se verán obligados a abandonar sus hogares durante las horas que los niños estén pidiendo el famoso “trick-or-treat”.

    El condado Parker requiere que los ofensores sexuales registrados en dicho condado asistan a una sesión de orientación obligatoria. En caso de no ir a la junta, los delincuentes estarán violando su libertad condicional.

    Este es el noveno año que el condado Parker hace el llamado “Encierro en el día de brujas” o mejor conocido como “Halloween Lock-In”.

    Los delincuentes sexuales deberán reunirse en un lugar secreto, la locación solamente la conocen ellos y serán registrados en la entrada de la sesión de consejería.

    Dicho evento empieza a las 6 p.m. y termina a las 10 p.m. que es cuando los niños están caminando en los vecindarios pidiendo dulces.

    Hay 279 ofensores sexuales registrados en dicho condado, de acuerdo al registro del Estado.

    Las autoridades dicen que dicho programa ha recibido comentarios positivos entre los padres de familia e inclusive de los mismos ofensores sexuales.