Fiscal presenta cargos en caso TCU

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Policía Fort Worth

    La Oficina del Fiscal de Distrito del Condado Tarrant presentó cargos contra otros dos en relación con una investigación de drogas en la Universidad Cristiana de Texas, TCU.

    El miércoles se había acusado formalmente a tres personas.

    Cerca de 20 alumnos y ex alumnos fueron detenidos 15 de febrero, entre ellos cuatro jugadores de fútbol. Una nota interna de la policía de Fort Worth lista que fueron emitidas órdenes de arresto en contra de 21 personas.

    Hasta ahora se han presentado cargos contra:

    Bud Pollard Dillard, de 21 años, de Fort Worth, quien fue acusado de trasportar alprazolam, más de 28 gramos pero menos de 200 gramos, un delito de segundo grado que se castiga mínimo con dos años de cárcel y un máximo de 20 y una multa de $10,000 dólares.

    También fue acusado por posesión de menos de 28 gramos de alprazolam, un delito tipo A, y posesión de dos o menos onzas de marihuana, un delito clase B.

    William D. Jennings, de 20 años, de Dallas, fue acusado con tres casos por trasprotar marihuana, más de un cuarto de onza pero menos de 5 libras en una zona libre de drogas. Cada caso es un delito de tercer grado castigable con dos a 10 años en prisión y una multa de hasta $10,000 dólares. Además fue acusado por trasportar alprazolam, menos de 28 gramos, en una zona libre de drogas, un delito de tercer grado, castigable con hasta 10 años de cárcel y un multa de hasta $10,000 dólares.

    William Joseph Hoffman, de 20 años, de Dallas, fue acusado de entregar alprazolam, menos de 28 gramos, en una zona libre de drogas. Se trata de un delito de tercer grado castigable con entre 2 y 10 años de prisión y una multa de hasta $10,000 dólares.

    Katherine Petrie, de 20 años, de Azle, fue acusada de entregar marihuana, más de un cuarto de onza, pero menos de 5 libras. Un delito grave castigable con 180 a dos años en una cárcel estatal y una multa de hasta $10,000 dólares.

    Jordan Sherman, de 22 años, de Azle, fue acusado de entregar marihuana, más de un cuarto de onza, pero menos de 5 libras. El cargo es un delito punible 180 días a dos años en una cárcel estatal y una multa de hasta $10,000 dólares.