Mano amiga para víctimas de incendio

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Un atroz siniestro dejó a más de 80 personas sin un techo donde dormir después de que unos departamentos en Irving se incendiaron.

    Las llamas y el humo destruyeron 32 unidades de los departamentos “Terrace at Finley” en Irving.

    Al enterarse de la tragedia, Keily Álvarez, de 9 años de edad, empezó a juntar cosas para ayudar a los más necesitados.

    “Fuimos de puerta en puerta tocando, y les dijimos que trajeran su ropa y zapatos para dárselos a las personas que no tienen casa”, dijo Álvarez.

    La menor sabía que muchos de los damnificados eran niños como ella, así que se aseguró de recaudar mochilas, ropa y útiles escolares.

    Pero esta niña no fue la única que abrió su corazón, ya que una mujer hispana también abrió su hogar, un departamento de un cuarto, para darles asilo a cuatro víctimas.

    “Se quedaron en el piso, pero teníamos cobijas suficientes y lugar para todos, así que estuvo bien”, dijo Ariana Moreno quien deseó haber podido ayudar a más personas.