Niño perdido hace 8 años vuelve a casa

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Oficina del Alguacil Condado Agustine

    FORT WORTH- Un niño de Texas que desapareció hace ocho años cuando era apenas un bebé se reunirá con su madre luego de que la policía arrestó a su ex niñera, quien está acusada de secuestrarlo, informaron autoridades.

    Krystle Rochelle Tanner, de 26 años, permanece en prisión sin derecho a fianza en San Augustine, a unos 320 kilómetros (200 millas) al sureste de Fort Worth. Fue arrestada el lunes bajo cargos de secuestro.

    La madre, Auboni Champion-Morin, dijo a la televisora de Houston KPRC que podría reunirse con su hijo esta misma semana. Las autoridades dijeron que primero debe someterse a un examen de ADN, aun cuando están seguros de su identidad.

    "Quiero abrazarlo y decirle quién soy", dijo Champion-Morin, quien vive en Houston. "Espero que él pueda sentir lo mismo que yo siento por él".

    Tanner era una sospechosa cuando la madre denunció la desaparición de su hijo de ocho meses a finales de 2004. Pero los familiares de Tanner en Houston dijeron que desconocían su paradero. El caso se cerró en 2006, dijo el subjefe de policía Gary Cunningham, de la oficina del alguacil de San Augustine.

    El año pasado, investigadores de bienestar infantil en el condado de San Augustine —a unos 240 kilómetros (150 millas) al noreste de Houston— recibieron un reporte de que Tanner y su novio descuidaban a sus hijos, dijo Cunningham.

    Las autoridades trataron de revisar al niño mayor. Tanner dijo a las autoridades diferentes historias sobre el menor: les dio nombres distintos y aseguró que lo había cuidado momentáneamente para una mujer que conoció en un parque, dijo Cunningham.

    Aunque los comisarios no tenían registros del niño y contaban con poca información para trabajar, comenzaron a investigarlo en enero como un caso de niño extraviado. Ni las autoridades de protección infantil ni las agencias del orden sabían sobre el caso de secuestro en Houston de 2004 en ese momento, porque el niño ya no figuraba en la base de datos nacional de infantes extraviados. Y aunque fuera así, no sabían su nombre.

    "Fue muy difícil porque, básicamente, estábamos buscando un fantasma", dijo Cunningham a The Associated Press.

    Las autoridades de protección infantil descubrieron recientemente que Tanner era sospechosa en el secuestro de 2004, lo que condujo al arresto del lunes. Uno de los familiares de Tanner condujo a las autoridades al niño, pero negó saber que fuera secuestrado, dijo Cunningham.

    Champion-Morin dijo que había hecho todo por encontrar a su hijo.

    "Rezaba todas las noches para pedir que estuviera bien, que fuera amado y que regresara a casa algún día", dijo.