Obama impedirá santuario terrorista

El mandatario estadounidense reiteró que su Gobierno no dejará que el terrorismo yihadista se haga con el control en el norte de Irak.

Obama impedirá santuario terrorista
Crédito: EFE
Por EFE 18 de agosto de 2014

WASHINGTON -- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró el sábado que su país no permitirá que los yihadistas del grupo terrorista Estado Islámico (EI) construyan un "santuario" en Irak, pero advirtió que la solución última del problema dependerá de Bagdad.
"En última instancia, no va a haber una solución militar estadounidense a este problema, tendrá que ser una solución iraquí", apuntó Obama durante una intervención no prevista para abordar la crisis que atraviesa el Kurdistán antes de abandonar Washington por sus vacaciones de verano.
El mandatario estadounidense reiteró que su Gobierno no dejará que el terrorismo yihadista se haga con el control en el norte de Irak, pero insistió en que deben ser los iraquíes quienes se responsabilicen de la situación, para lo que contarán, según adelantó, con "asistencia" de EE.UU.
Obama informó que los bombardeos selectivos a posiciones terroristas en el Kurdistán que ordenó esta semana "han destruido de manera exitosa" armas y equipamiento perteneciente a los insurgentes, aunque avisó, no obstante, que la operación que acaba de comenzar no resolverá el problema en "tan sólo unas semanas".
"No hay duda de que su avance, su movimiento en los últimos meses ha sido más rápido que las estimaciones de inteligencia y las expectativas de los políticos", admitió el presidente.
Tras reconocer también las limitaciones de las fuerzas iraquíes, los reporteros preguntaron al mandatario si Estados Unidos se arrepentía de haber retirados sus tropas en 2011 de Irak.
"Ese análisis es enteramente falso y equivocado", replicó Obama.
"Bajo la Administración anterior entregamos el país a un Gobierno iraquí soberano, elegido democráticamente", explicó Obama.
"Para que pudiéramos mantener las tropas en Irak necesitábamos la invitación del Gobierno iraquí y necesitábamos garantías de que nuestras tropas serían inmunes a demandas legales", agregó el presidente, que reiteró que los ciudadanos del país dejaron claro que no querían la presencia militar estadounidense en su territorio.
Obama también indicó que los Gobiernos de Francia y Reino Unido se sumarán al apoyo humanitario de la población del Kurdistán, después de que hoy mantuviera sendas conversaciones con el presidente francés, Francois Hollande, y el primer ministro británico, David Cameron.