Pandillero fue sentenciado a 99 años

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Un hombre del norte de Texas fue sentenciado a 99 años en prisión por matar a una mujer y herir a siete personas en una fiesta.
    Los sucesos ocurrieron en el 2011 cuando Jacob Cordero, de 22 años de edad, entró a una fiesta y empezó a disparar con un rifle AK-47.

    Un jurado en Fort Worth encontró a Cordero culpable de asesinato, de estar en una pandilla del crimen organizado y de asalto agravado.
    Los investigadores dijeron que el hombre pertenecía a una peligrosa banda y que el ataque ocurrido el 23 de octubre del 2011 fue producto de una venganza por una pelea del día anterior.
    El hombre le disparó en el cuello y en la espalda a Christina Dávila, de 21 años de edad, quien murió en el lugar del crimen.
    Fue gracias a una llamada telefónica donde el hombre presumió sus actos que los detectives dieron con su paradero.