Alcaldesa hace comentario discriminatorio

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Shutterstock

    El ruido causado por los trabajadores hispanos que trabajan en construcción en la ciudad de Van Alstyne, ha generado controversia entre miembros de la alcaldía y sus vecinos.

    Las quejas sobre estos sucesos llegaron hasta el ayuntamiento de la ciudad y durante una reunión el pasado 12 de Febrero, cuando se discutía el problema, la alcaldesa Kim Demasters, se dirigió a sus constituyentes de una forma, que según otros miembros de la mesa directiva, fue ofensivo para los trabajadores hispanos.

    “Yo sé que la calidad de personas que trabajan en horas de la noche o del amanecer no son las más deseadas en nuestros vecindarios”, dijo Demasters. “La mayoría de ellos no hablan inglés. La mayoría de ellos tocan música a decibeles por encima de lo que todos deberíamos tener y no entienden cuando les dicen que la bajen”.

    Trabajadores en la construcción como Antonio López, dice que ellos están trabajando y no robando.

    Los comentarios hechos por la alcaldesa fueron vistos por muchos, como comentarios ofensivos y discriminatorios.

    La alcaldesa omitió un comunicado diciendo “Me disculpo si mis comentarios fueron tomados como si me hubiera referido a un grupo es especifico. Nosotros recibimos a todos los que quieran vivir y trabajar aquí”.

    El concejal de la ciudad de Van Alstyne señala que esta situación ha causado divisiones y que tendrán un impacto negativo en el desarrollo económico de esta ciudad. Por eso le ha pedido a la alcaldesa que renuncie.