¿Policía distribuía y consumía drogas?

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El Departamento de la Policía de Arlington tomó la decisión de despedir al oficial Thomas Kantzos, quien protagoniza una investigación federal por el uso de esteroides.

    Debido a éste escándalo, se llevó a cabo una conferencia de prensa donde el jefe de la policía de Arlington, Will Johnson, informó que todos sus oficiales serán sometidos a exámenes de droga al azar.
    El escándalo estalló cuando un narcotraficante que fue detenido, le dijo a las autoridades que recibió apoyo del oficial Thomas Kantzos de 45 años de edad y que este consumió y distribuyó esteroides.
    “Kantzos violó la confianza del público, violó la confianza de sus compañeros del departamento” dijo Johnson antes de anunciar el despido del hombre con más de 17 años al servicio.
    Según un informe dado a conocer por dicho departamento, el narcotraficante admitió haberle dado esteroides y HGH a Kantzos en años pasados y que por lo menos en una ocasión, el veterano estaba en horas de trabajo y usando el uniforme de la policía de Arlington mientras hacían estas transacciones.
    La declaración describe una larga relación entre Kantzos y el narcotraficante, describiendo que regularmente ellos dos estaban en contacto a través de mensajes de texto preguntando sobre las cantidades de droga y el costo de los medicamentos.
    Kantzos se encuentra detenido en una cárcel del condado Tarrant y se espera que aparezca hoy miércoles en el tribunal federal.
    El policía es acusado de entregar información de acceso autorizado de una computadora protegida y en caso de ser culpable, podría pasar 10 años en prisión y se enfrenta a una multa de $250,000 dólares por cada cargo.
    Otros dos policías de Arlington, David VO de 35 años de edad y Craig Hermans de 34, están siendo investigados por el FBI y los Texas Rangers. Pero en el transcurso de la investigación, Vo se suicidó cerca de su casa ubicada en la cuadra 2400 en Park Run Drive.