¿Segura para beber?

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Tim Graham

    Oficiales del departamento municipal de agua de North Texas (NTMWD por sus siglas en inglés) dijeron estar al monitoreo de un brote de bacteria en el lago Lavon que podría alterar el sabor y olor del agua. Los cambios son causados por una sustancia aceitosa que desechan estos organismos microscópicos pero que, según el departamento, no representan amenaza a la salud.

    Al parecer, incidencias como esta son comunes entre los meses de julio y agosto cuando hay disminución de lluvias e incrementa en la temperatura ambiental.

    Oficiales anunciaron la implementación de tratamiento a reservas de agua en ciudades a lo largo de catorce condados inclyuendo Allen, Forney, Frisco, Garland, McKinney, Mesquite, Plano, Richardson, Rockwall, Royse City y Wylie entre otros.

    Para una lista completa de las ciudades participantes, visita ntmwd.com haciendo click aquí.