Stanford usaba dinero de clientes para vivir como millonario

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    HOUSTON- Un ex empleado del magnate texano R. Allen Stanford dijo al jurado que el financista gastó millones de dólares en la construcción de propiedades y negocios en Antigua y Barbuda, en el Caribe.

    Arnold Knoche, que trabajó 16 años en la compañía de bienes raíces de Stanford, testificó el martes durante el juicio del financista por fraude en Houston. Declaró que su ex jefe no se limitaba para gastar en proyectos como un hangar en un aeropuerto privado, terrenos de cricket, un club atlético y la instalación en un muelle para su bote.

    Knoche dijo que le preocupó el origen del dinero para estos proyectos de construcción. Dijo que Stanford gastó en obras tales como acabados de mármol y el retiro de los pisos de madera del edificio de su banco porque consideró que no eran del tono adecuado.

    Los fiscales alegan que Stanford utilizó el dinero de los ahorradores, que compraban certificados de depósito a su banco en Antigua, para pagar esos proyectos y para darse una vida de multimillonario.

    Los abogados de Stanford lo consideran un empresario inteligente, cuyo emporio financiero era legítimo. La defensa ha sugerido que James Davis, ex jefe de finanzas de la empresa, es el verdadero culpable del fraude financiero.

    Los fiscales dicen que Stanford planeó un esquema en el cual defraudó a inversionistas más de 7.000 millones de dólares en un masivo esquema tipo "pirámide" enfocado en las ventas de certificados de depósitos de su banco en Antigua.