Los estados donde más matan policías en EEUU

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    HOUSTON – La muerte de varios oficiales de policía en recientes semanas y en varias regiones del país ha puesto sobre la mesa la discusión sobre el número de agresiones que se comete contra los agentes de la ley.

    Un reciente informe del FBI (Oficina Federal de Investigaciones, arrojó que más de 500 policías han sido abatidos en los ùltimos 10 años.

    De acuerdo con las bases de datos del FBI, Texas y California son los estados donde más se ha atentado contra la vida de oficiales de la ley. Entre 2004 y 2013 han sido asesinados 44 de ellos en cada uno de esos estados. Estos dos estados son los más poblados del país.

    Sin embargo, mientras en California se ha mantenido una tendencia constante año tras año en la cantidad de oficiales asesinados, en Texas ha existido una tendencia creciente a partir de 2011.

    Cabe recordar que hace dos semanas fue asesinado por la espalda el alguacil del Condado Harris Darren Goforth cuando se encontraba llenando el tanque de gasolina de su patrulla en Houston.

    Florida, que es el cuarto estado más poblado en EE.UU. registra el tercer mayor número de casos de oficiales de policía muertos violentamente con 34 en un lapso de 10 años de análisis.

    Por otra parte, el FBI -con base en datos suministrados por 11,468 agencias de policía en el país-recopiló el número de ataques del que fueron objeto los oficiales de la fuerza pública dentro del territorio estadounidense.

    En total, se registraron casi 50,000 ataques de los cuales 8,388 se cometieron en California, 6,056 en Florida y 3,477 en Texas.

    Otros estados con altos niveles de agresiones a oficiales de policía son Maryland, Arizona, Misuri, Pensilvania, Carolina del Norte y Nueva Jersey. 

    Durante 2013, Texas también registró el mayor número de oficiales atacados y heridos con armas de fuego o corto punzantes en todo el país.

    Llama la atención que tanto Florida como California comparten el segundo lugar en el número de oficiales heridos con arma de fuego o corto punzante, durante 2013.

    Pero los ataques violentos no sólo se cometen contra agentes locales o estatales, sino que también se ha incrementado el número contra agentes federales.

    De hecho, durante 2013, un total de 1,774 murió o resultó herido. Nuevamente, Texas y California son los estados con mayor número de víctimas, aunque también se destacan Arizona y Dakota del Sur.

    Entre las agencias federales más afectadas, se encuentran la Patrulla Fronteriza, el Buró de Asuntos Indígenas y los U.S. Marshalls.