Granizo hasta la cintura

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    DALLAS- Cuadrillas de mantenimiento despejaban rutas el jueves después de una tormenta en la que automovilistas quedaron atrapados entre una capa de granizo que alcanzaba una altura entre la cintura y los hombros.

    Era tal la acumulación de granizo que fue necesario utilizar topadoras para despejarla.

    "Fue una locura", dijo el meteorólogo Justyn Jackson acerca de la extraña tormenta que se produjo el miércoles por la tarde. El granizo era "muy pequeño" pero abundante en una zona concentrada y alcanzó alturas de hasta 4 pies.

    La tormenta se produjo en una zona rural, principalmente de ranchos, 25 millas al norte de Amarillo. El agua de lluvia empapó la tierra reseca y el granizo se mezcló rápidamente para formar barro sobre la carretera 287, dijo el comisario del condado de Potter, Brian Thomas.

    "Eran montañas de granizo", dijo Maribel Martínez, de la oficina local de emergencias. "Algunos autos quedaron enterrados en granizo, con la gente atrapada adentro".

    La ruta fue cerrada desde la tarde del miércoles hasta el jueves por la mañana.

    Los servicios de emergencia recibieron pedidos de auxilio a raíz de inundaciones repentinas en zonas bajas, dijo Martínez. Se reportaron algunos daños, pero no heridos.