WikiLeaks ahora fuga información de Texas

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    SAN ANTONIO- La firma Stratfor de investigaciones fue contratada por Coca-Cola para determinar la amenaza de manifestantes de protesta en las Olimpíadas de Invierno, suministró información a Dow Chemical sobre activistas ecológicos y vende lo que los clientes y suscriptores consideran algunos de los mejores análisis geopolíticos disponibles.

    Ahora la firma de Texas es el blanco más reciente del director de WikiLeaks, Julian Assange, quien dice que su grupo que lucha contra la cultura del secreto tiene más de 5 millones de correos electrónicos de Stratfor y promete difundirlos en las próximas semanas.

    La primera tanda publicada el lunes contiene pocas revelaciones, aunque dio a conocer clientes que Stratfor se ha cuidado de admitir. Van desde universidades locales hasta enormes corporaciones como Coca-Cola, aparentemente preocupada de que los defensores de los derechos de los animales alterasen las Olimpíadas de Invierno del 2010 en Vancouver, Canadá.

    Un examen inicial de los correos ofrece una variedad que va de lo inofensivo hasta lo embarazoso. Pero Assange ha acusado a Stratfor de canalizar dinero a informantes por medio de paraísos fiscales extraterritoriales, de espiar a grupos de activistas en nombre de grandes corporaciones, y de efectuar inversiones en base a sus análisis secretos.

    "Lo que hemos descubierto es una compañía que equivale a una Enron de inteligencia privada", dijo Assange al Frontline Club de Londres, refiriéndose a la enorme firma texana de energía cuya quiebra espectacular se convirtió en símbolo de irregularidades empresariales.

    Stratfor, con sede en Texas, dijo que no ha hecho nada de malo.

    "Stratfor ha trabajado para establecer buenas fuentes en muchos países del mundo, al igual que haría cualquier editor de análisis geopolíticos mundiales", dijo la empresa en una declaración. "Lo hemos hecho honradamente y estamos comprometidos a cumplir con las normas más estrictas de conducta profesional".

    Con sede en el cuarto piso del edificio de un banco en el centro de Austin, Stratfor podría ser uno de los blancos más pequeños en los que se ha fijado WikiLeaks. Fundada en 1996, la compañía tenía al parecer unos 40 empleados de tiempo completo en Austin en el 2008 y regularmente contrata internos de la cercana Universidad de Texas.

    En diciembre, el fundador de Stratfor, George Friedman, dio consejos acerca de cómo manejar las fuentes a uno de sus analistas que recababa información sobre la salud del presidente venezolano Hugo Chávez.

    "Si esta es una fuente que sospechas puede tener valor, debes controlarla. Eso significa control financiero, sexual o sicológico", dice el correo electrónico. "Esto es difícil de hacer cuando se sabe que uno está vinculado a una organización de inteligencia".

    El vicepresidente de inteligencia de la firma, Fred Burton, se jactó en otros correos sobre sus "confiables ex compinches de la CIA" y prometió "ver qué puedo descubrir" sobre una investigación secreta del FBI.

    Los mensajes enviados a Burton no recibieron respuesta inmediata.