Crisis de refugiados: EEUU recibirá a 85,000

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    Refugiados son escoltados a los trenes especiales que les esperan en la estación principal de Múnich, Alemania.

    En un esfuerzo por contribuir a enfrentar la crisis creciente de los refugiados sirios, el secretario de estado norteamericano John Kerry anunció el domingo que Estados Unidos aumentará significativamente el número de refugiados mundiales que aceptará en los próximos dos años, aunque no la cantidad que muchos activistas y exfuncionarios habían sugerido.

    Estados Unidos aceptará 85,000 refugiados de todo el mundo el año próximo, en vez de 70.000, y la cifra total aumentará a 100,000 en 2017, precisó Kerry en una conferencia de prensa conjunta con el ministro de relaciones exteriores alemán Frank-Walter Steinmeier después que ambos discutieron la migración masiva de sirios que huyen de la guerra civil.

    Muchos, aunque no todos los refugiados adicionales serían sirios, dijeron funcionarios estadounidenses. Otros provendrían de áreas del Africa convulsionadas por conflictos. La Casa Blanca había anunciado previamente que se proponía aceptar 10,000 refugiados sirios adicionales a lo largo de un año.

    EEUU recibirá a miles de inmigrantes

    EEUU recibirá a miles de inmigrantes
    El secretario de Estado, John Kerry anunció este domingo que abrirá sus puertas a 85,000 refugiados en 2016 y a 100,000 en 2017. (Publicado domingo 20 de septiembre de 2015)

    Cuando se le preguntó por qué Estados Unidos no podía recibir más, Kerry esgrimió los requisitos de inspección impuestos después de los ataques terroristas del 2001 y una falta de fondos por parte del Congreso.

    "Estamos haciendo lo que sabemos podemos manejar inmediatamente", agregó.

    Las condiciones en Siria se han ido deteriorando a medida que se intensifica la guerra civil. Aproximadamente nueve millones de personas se han visto desplazadas, incluyendo más de cuatro millones que huyeron del país, según las Naciones Unidas.

    Una carta difundida la semana pasada, firmada por varios exfuncionarios del gobierno de Obama, instaron al gobierno a aceptar 100,000 migrantes y refugiados sirios y a poner en marcha reglas especiales para acelerar el proceso de reasentamiento. Alemania dijo que aceptará hasta un millón de sirios este año.

    "Los esfuerzos estadounidenses no son adecuados", dice la carta, firmada por Michelle Flournoy, exfuncionaria de la defensa que en un momento había sido escogida por Obama para dirigir el Pentágono, y Harold Koh, exasesor legal del Departamento de Estado. "La ayuda humanitaria ha quedado corta frente a un sufrimiento indecible".

    Los migrantes sirios en Estados Unidos serían referidos por la agencia de refugiados de las Naciones Unidas, investigados por el Departamento de Seguridad Nacional y reubicados en todo el país.

    "Este paso concuerda con la mejor tradición estadounidense de tierra de segundas oportunidades y un faro de esperanza", afirmó Kerry. Poco antes, él y Steinmeier se reunieron con un grupo de refugiados en las afueras de Berlín.

    "Personalmente vine aquí en busca de un futuro", afirmó una mujer, madre de tres hijas, que llegó a Alemania con una niña de cinco años pero que dejó a las otras dos en Siria con sus padres. Ella espera poder reunir a toda la familia.