Publican nuevos correos de Hillary Clinton

Publican nuevos correos de Hillary Clinton

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    Este año, Clinton se vio envuelta en una nueva polémica cuando se preparaba para lanzar su carrera presidencial, al revelarse que había utilizado su cuenta de correo electrónico privada para asuntos de interés nacional.

    El Departamento de Estado de Estados Unidos publicó el lunes 7,000 nuevas páginas de correos electrónicos enviados o recibidos por Hillary Clinton durante su etapa como Secretaria de Estado (2009-2013), entre los que destaca uno enviado al fundador de WikiLeaks, Julian Assange.

    Este nuevo paquete consiste en 4,368 e-mails en unas 7,000 páginas, la mayor cifra publicada hasta la fecha, e incluye unos 150 intercambios electrónicos parcialmente censurados, ya que contienen información que ha sido clasificada durante la revisión de los mismos para su publicación.

    Aunque en su mayoría se trata de e-mails rutinarios que la ex Secretaria de Estado y ahora aspirante a la nominación demócrata para las elecciones presidenciales de 2016 intercambia con ayudantes y funcionarios, destaca un mensaje recibido el 27 de noviembre de 2010 y dirigido al fundador de WikiLeaks.

    [Te puede interesar: Duerme en la calle esperando una oportunidad]

    El mensaje es enviado por Harold Hongju Koh, entonces asesor legal del Departamento de Estado, a la abogada de Julian Assange, Jennifer Robinson, y con copia a Clinton.

    En él, Koh se dirige a Robinson y a Assange en referencia a una posible publicación de 250,000 documentos clasificados del gobierno de Estados Unidos en posesión de WikiLeaks.

    "Pese a su deseo expreso de proteger esas vidas (de periodistas, activistas por los derechos humanos, blogueros y soldados), ha hecho lo contrario y puesto en peligro las vidas de incontables individuos", recrimina el funcionario a Assange.

    "Ha minado su objetivo expreso al diseminar ampliamente este material, sin redacción y sin importarle la seguridad y santidad de las vidas", añadió, para indicar después que el gobierno de Estados Unidos "no entrará en negociaciones" en relación a la publicación de material clasificado obtenido "ilegalmente".

    [Te puede interesar: Vidente predice el futuro de Donald Trump]

    En otro correo, uno de los intercambiados con el personal de su oficina, un ayudante avisa a la entonces Secretaria de Estado de que ha llegado su iPad, ante lo que ésta le pide si le podrá enseñar a usarlo durante un viaje a Kiev "la próxima semana".

    Otro correo, que lleva por asunto "Lavrov", en presunta referencia al Ministro de Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, ha sido uno de los parcialmente censurados por el Departamento de Estado, de manera que no se puede visualizar prácticamente nada de su contenido.

    En otro correo de 2010, Clinton escribe a uno de sus ayudantes sobre unas declaraciones realizadas recientemente, le pregunta si ha recibido "algún comentario" al respecto y "cuánto tardará la FOX" en "atacarle" por sus comentarios sobre subir los impuestos a los ricos.

    Este año, Clinton se vio envuelta en una nueva polémica cuando se preparaba para lanzar su carrera presidencial, al revelarse que había utilizado su cuenta de correo electrónico privada para asuntos de interés nacional.

    [Te puede interesar: Plan de Trump evoca masiva deportación del 30']

    Ante esta situación, la oposición republicana exigió que se hicieran públicas aquellas comunicaciones que Clinton mantuvo desde su cuenta privada y que podrían atañer a la seguridad del país.

    Atendiendo a las reclamaciones de los republicanos, y a los de la propia Clinton, que insistió en que se publicaran para despejar cualquier tipo de duda, en mayo pasado el Departamento de Estado desclasificó cerca de 300 correos, en su mayoría relativos al atentado contra locales del Consulado de Estados Unidos en Bengasi, en Libia.

    Esos correos electrónicos ya habían sido revisados por el Comité de la Cámara de Representantes que investigaba el atentado del 11 de septiembre de 2012 en el que falleció Chris Stevens, embajador de Estados Unidos en Libia, y otros tres ciudadanos estadounidenses.

    Asimismo, el mes pasado también se publicaron otras 3,000 páginas pertenecientes a unos 1,900 correos de la ex Secretaria de Estado. 

    En otro tema de interés: No paran las frases polémicas de Trump. Haz click aquí  o presiona en la foto.