Va presa por negar licencias de matrimonio gay

Va presa por negar licencias de matrimonio gay

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    NBC via VOD

    ASHLAND, Kentucky - Un juez federal ordenó la encarcelación de una desafiante funcionaria de Kentucky, por rehusarse a emitir licencias de matrimonio a parejas gay.

    El juez de Distrito David Bunning dijo a Kim Davis, funcionaria del condado Rowan, que estará presa hasta que esté dispuesta a cumplier con su orden de emitir las licencias.

    Davis respondió "gracias" antes de ser escoltada fuera de la corte por un alguacil. No estaba esposada.

    La funcionaria se ha negado a emitir las licencias durante dos meses, desde que la Corte Suprema legalizó el matrimonio de parejas del mismo sexo.

    Video: Va presa por negar licencias de matrimonio gay

    Video: Va presa por negar licencias de matrimonio gay
    Una funcionaria de Kentucky fue encarcelada por un juez por desafiar a la Corte Suprema invocando la "autoridad de Dios" para negar licencias a dos parejas del mismo sexo. (Publicado martes 26 de enero de 2016)

    Ella sostiene que su fe cristiana debería eximirla de firmar las licencias.

    Desafiando a la Corte Suprema e invocando la "autoridad de Dios", la funcionaria había negado a dos parejas del mismo sexo las licencias de matrimonio, provocando protestas y la intervención de agentes en el recinto municipal.

    Video: Vuelve a negar licencias de matrimonio gay

    Video: Vuelve a negar licencias de matrimonio gay
    Desafiando la Corte Suprema e invocando la "autoridad de Dios", una funcionaria de un condado de Kentucky volvió negar a dos parejas del mismo sexo las licencias de matrimonio. El hecho provocó protestas y agentes tuvieron que intervenir en el recinto. (video en inglés) (Publicado martes 1 de septiembre de 2015)

    Al principio, Davis estaba en su oficina con la puerta cerrada y las persianas bajadas, y su personal dijo que no estaría disponible. Pero Davis salió unos minutos más tarde, diciendo a las parejas y los activistas que se reunieron allí que su oficina continúa negando las licencias "bajo la autoridad de Dios".

    La Corte Suprema de Estados Unidos se negó el lunes a intervenir en el caso, dejando a Davis sin motivos legales para denegar la concesión de licencias a parejas homosexuales.

    Los abogados de las dos parejas gay que iniciaron la demanda pidieron al juez federal David Bunning que declare a Davis en desacato y le aplique multas, pero que no la condene a prisión.

    Como un funcionario electo, Davis - una demócrata electa en noviembre pasado - no puede ser despedida. Davis pidió a David Moore y David Ermold dejar su oficina después de que se les negó una licencia el martes por la mañana, el cuarto rechazo de la pareja. Estos se negaron, rodeados de reporteros y cámaras.

    "No nos iremos hasta que tengamos una licencia", dijo Ermold. "Entonces vamos a tener un largo día", Davis les contestó. Desde el fondo de la sala, los partidarios de Davis aclamaron: "¡Alabado sea el Señor ...defendemos su posición!". Otros activistas gritaron que Davis es una intolerante y le reclamaron: "Haz tu trabajo".

    Davis ha dicho que sus creencias cristianas profundamente arraigadas no le dejaron aprobar los matrimonios homosexuales. Ella dejó de emitir todas las licencias de matrimonio después de que la Corte Suprema legalizó el matrimonio gay en todo el país. Dos parejas homosexuales y dos parejas heterosexuales la demandaron, argumentando que ella debe cumplir con sus deberes como funcionaria electa a pesar de su fe religiosa personal.

    Un juez federal le ordenó emitir las licencias, y un tribunal de apelaciones confirmó la decisión. Sus abogados presentaron una apelación como último recurso ante la Corte Suprema el viernes, pidiendo que se le permitiera hacer uso de su "objeción de conciencia."

    La pareja Ermold y Moore, juntos por 17 años, lloró cuando finalmente abandonaron la oficina. Partidarios de Davis marcharon cantando. "Me siento triste, me siento devastado", dijo Ermold. "Me siento como si me hubieran humillado a nivel nacional, ni siquiera puedo comprenderlo."

    El esposo de la funcionaria, Joe Davis, vino a ver a su esposa. Él dijo que ella ha recibido amenazas de muerte, pero sigue comprometida con su fe y está "firme con Dios." Joe Davis dijo que cree en la Segunda Enmienda y no tiene miedo: ". Yo soy un viejo campesino sureño, eso es todo lo que tengo que decir. No vengan a tocar mi puerta".

    Señalando los manifestantes pro-derechos de los homosexuales que se reunieron en el césped a las afueras de la corte dijo: "Ellos quieren que aceptemos sus creencias y sus costumbres, pero que no aceptarán nuestras creencias y nuestras costumbres".

    En otro tema de interés: El futuro de Donald Trump, según vidente.  Detalles aquí  o presiona en la foto.