Valientes dreamers retan a la ley

Ocho "dreamers" se presentarán en el punto de ingreso en Nogales, Arizona, y pedirán a las autoridades que les permitan regresar a casa.

Dreamers protestando.
Dreamers protestando.
Crédito: AP
Por AP 26 de julio de 2014

LOS ANGELES— Un desafío a las leyes de inmigración de Estados Unidos se intensificó cuando cuatro jóvenes sin permiso para vivir en Estados Unidos que salieron del país por voluntad propia, y uno que fue deportado, se unieron a la lista de inmigrantes sin papeles que intentarán regresar al país.
En total, ocho "dreamers" se presentarán en el punto de ingreso en Nogales, Arizona, y pedirán a las autoridades que les permitan regresar a casa, dijo Mohammad Abdollahi, cofundador de la Alianza Nacional de Jóvenes Inmigrantes, que organiza la campaña. Los "dreamers" son jóvenes que fueron traídos ilegalmente a Estados Unidos, generalmente por sus padres, cuando eran niños.
Los otros tres previamente anunciados viajaron a México recientemente.
"No presentarán ninguna solicitud. Básicamente presentarán un papel que dice: 'soy estadounidense, por favor déjenme regresar a casa''', explicó Abdollahi.
Se trata de la estrategia más reciente de la coalición para protestar contra las detenciones, deportaciones y el sistema migratorio estadounidense en general. En el pasado, integrantes de la organización han realizado muchos actos de desobediencia civil, como la toma de oficinas de la organización Obama for America y la del senador Bill Nelson, demócrata por Florida, así como la infiltración de centros de detención para resaltar casos de deportación.
Particularmente, los activistas quieren llamar la atención a la cantidad récord de deportaciones alcanzada durante el gobierno de Obama y ejercer presión para que se apruebe una reforma migratoria.
"Esta es la hora cero. ¿La reforma migratoria va a pasar o no?", agregó Abdollahi. "El presidente habla de los dreamers cada vez que puede. Ahora que tenemos a dreamers en aprietos, ¿de qué lado está? Este es un mensaje directo a (Barack) Obama: '¿Vas a dejarlos que regresen a la única casa que tienen o les vas a cerrar la puerta?'"
En el Congreso se está debatiendo una reforma migratoria. El Senado aprobó una propuesta de ley pero congresistas republicanos se oponen a ella.
Obama dijo el martes que la reforma no se concretará antes del receso de verano de los legisladores en agosto, y que confía en que salga adelante en el otoño.
Entre 2008 y 2012 la cantidad anual de deportaciones aumentó hasta poco menos de 400.000, en comparación con las 200.000 registradas en 2007, la cifra más alta durante los dos periodos del presidente George W. Bush.
Los dreamers que salieron por su cuenta son Luis Gustavo León, Adriana Paola Gil Diaz, María Peniche y Ceferino Santiago. Claudia Amaro Escalera, que fue deportada en el 2006 junto con su esposo, intentará regresar con su hijo de 13 años, dijo Abdollahi.
León y Santiago trataron de reingresar al país pero fueron deportados, añadió el activista.
Ellos se unirán a Marco Saavedra, Lulu Martínez y Lizbeth Mateo, una de las McCain Five que, junto con Abdollahi, fueron los primeros dreamers que realizaron una manifestación de desobediencia civil en la oficina de un funcionario electo: la del senador John McCain, republicano por Arizona, en 2010.
De los ocho, sólo Martínez ha solicitado el amparo de la suspensión temporal de la deportación y el permiso de trabajo, norma conocida en inglés como DACA, pero su solicitud no ha sido aprobada.
La Patrulla Fronteriza no contestó de inmediato un mensaje que The Associated Press le envió fuera de horario de oficina.