Gobernador pide prohibir ciudades santuario

:
:
DÍAS
 
HR
 
MIN

La Copa FIFA Confederaciones está en Telemundo

17 DE JUNIO 2017

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El Gobernador Gregg Abbot pidió a los congresistas texanos que legislen para que las eliminen y las prohiban (Published martes 31 de enero de 2017)

    Sin excusa ni pretexto, las Ciudades Santuario deben ser eliminadas y prohibidas del Estado de Texas, dijo el mandatario texano al rendir su informe del Estado.

    Ante la legislatura texana, Gregg Abbott dijo que las declaraba prohibidas porque son una situación de emergencia e hizo eco de las acciones ejecutivas del Presidente Trump de retener apoyo financiero a los departamentos de policía locales si no quieren cumplir con funciones de agentes de inmigración.

    Las "ciudades santuario", como Nueva York, Los Ángeles o Chicago, son localidades donde la policía y los funcionarios municipales tienen prohibido preguntar el estatus migratorio de las personas y tampoco colaboran con el Departamento de Inmigración en la detención de indocumentados para ser deportados.

    Ninguna ciudad de Texas es una Ciudad Santuario de manera oficial, aunque en múltiples comunidades, incluidas Austin, Dallas y Houston, los jefes de policía prohíben a sus agentes indagar la situación migratoria de las personas para evitar la desconfianza de la población.

    Gobernador de Texas no quiere 'ciudades santuario'

    Gobernador de Texas no quiere 'ciudades santuario'
    En entrevista exclusiva con NBC5, Greg Abbott quiere implementar una ley para que ciertas ciudades dejen de recibir fondos, aunque oficialmente no hay una ciudad santuario en Texas.
    (Publicado jueves 15 de diciembre de 2016)

    No obstante, en los últimos meses y a raíz de la elección de la nueva sheriff del condado de Travis, la demócrata Sally Hernández, Austin podría convertirse en la primera "ciudad santuario" oficial de Texas.

    Pero ya amenazado el trabajo de la alguacil Hernandez, por sus políticas de Ciudades Santuario y le ordenado que haga cumplir las restricciones de inmigración o se arriesgue a perder fondos.

    Sin embargo, Abbott no tiene el poder de remover a los funcionarios locales, en este caso a los alguaciles de condados.