Escándalo por liberación de inmigrantes

El Director del Servicio de Inmigración renunció el mismo día de la liberación de indocumentados.

Escándalo por liberación de inmigrantes
Crédito: AP
Por TELEMUNDO LOCAL / AP 18 de agosto de 2014

WASHINGTON - El principal funcionario del Departamento de Seguridad Nacional, a cargo de arrestar y deportar a los inmigrantes en situación irregular, anunció su retiro el mismo día que la entidad informó que cientos de personas en proceso de deportación, habían sido liberadas debido a inminentes recortes de gastos, de acuerdo con una carta de renuncia obtenida el miércoles por The Associated Press. El gobierno dijo que el funcionario había informado a sus superiores hace dos semanas que planeaba retirarse.


Gary Mead, director ejecutivo adjunto de las operaciones de vigilancia y deportación del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, adscrito al Departamento de Seguridad Nacional (DHS), anunció su renuncia en un correo electrónico dirigido a su personal el martes por la tarde. El anuncio de la liberación de los inmigrantes se hizo horas antes.


Jay Carney, portavoz del presidente Barack Obama, dijo el miércoles que la decisión de liberar a los inmigrantes se tomó sin consultar con el ejecutivo. Y describió a los inmigrantes liberados como "detenidos no criminales y de bajo riesgo".


El anuncio de que unos cientos de inmigrantes sin autorización para estar en el país serían liberados estuvo entre las consecuencias más significativas y directas descritas hasta ahora por el gobierno de Obama sobre los próximos recortes automáticos de gastos que entrarán en vigor el viernes.


Legisladores republicanos criticaron rápidamente la decisión y presionaron al Departamento para que entregara más detalles.


En un correo dirigido a su personal obtenido por la AP, Mead dijo que se marchaba de la entidad con "emociones contrapuestas". No explicó las razones de su partida. Mead no respondió de inmediato a un mensaje electrónico ni a una llamada telefónica.


Una portavoz de la entidad, Gillian Christensen, dijo que no había relación alguna entre el anuncio de Mead a su personal y la decisión de liberar a los inmigrantes. Agregó que Mead había informado a sus superiores hace varias semanas que planeaba retirarse.


Mead dijo que Tom Homan lo reemplazará como director ejecutivo adjunto interino.


En la Casa Blanca, Carney dijo que la decisión de liberar a lo que calificó de "unos pocos cientos" de los 30,000 inmigrantes que se encuentran en centros federales de detención fue tomada por "funcionarios de carrera" en la entidad encargada de regular la inmigración. Homan agregó que los liberados todavía están sujetos a la deportación.