Lento regreso a la normalidad

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    DALLAS - El tráfico mejoró este lunes después de un fin de semana en el que varias autopistas quedaron básicamente inservibles debido a una congelante tormenta que además causó la cancelación de cientos de vuelos y dejó a miles de residentes sin electricidad.

    Decenas de escuelas en la región norte de Texas, incluyendo los distritos independientes de Dallas y Fort Worth, suspendieron sus clases este lunes por temor al mal tráfico.
    El Departamento de Carreteras de Texas reabrió tarde el domingo todas las autopistas en las zonas que habían sido más severamente castigadas por la tormenta invernal.
    Se espera que las temperaturas vayan en ascenso a partir de ahora y que el miércoles alcancen los 45 grados.
    Las autoridades tuvieron que despachar grúas capaces de romper el hielo formado sobre algunos tramos de la Interestatal 35 al norte de Dallas, donde el tránsito había quedado paralizado debido a las condiciones del tiempo.
    La Autoridad de Peajes del Norte de Texas anunció el lunes por la mañana que sus cuadrillas de trabajo continúan laborando en la mejora de las condiciones viales en el Dallas North Tollway, el Sam Rayburn Tollway y en el President George Bush Turnpike, al igual que en los puentes y autopistas elevadas.
    El aeropuerto de Dallas-Fort Worth señaló que todas sus pistas están abiertas y que poco a poco se va restableciendo la normalidad pese a las 250 cancelaciones que fueron anunciadas este lunes en la mañana.
    Mientras tanto, miles de residentes han visto su corriente eléctrica restablecida.
    La empresa Oncor reportó 22,500 fallas eléctricas este lunes en comparación con las 270,000 del viernes pasado.