Leer Más Copa FIFA Confederaciones »

Inicia la campaña “abroche o pague” en Texas

1 en cada 10 residentes de Texas todavía no se abrocha el cinturón de seguridad, lo que resultó en un aumento de 9 por ciento en el número de muertes en el 2016

processing...

BOLETÍN DE NOTICIAS

Juan Carlos Osorio y los puntos negativos de México
Jose A. Herrera/Telemundo39.com
1 en cada 10 residentes de Texas todavía no se abrocha el cinturón de seguridad, lo que resultó en un aumento de 9 por ciento en el número de muertes en el 2016

Este mes marca el 15to aniversario de la campaña “Abroche o Pague” que exhorta a los residentes de Texas abrocharse el cinturón de seguridad. La Administración Nacional del Tráfico en las Carreteras (NHTSA) estimó que, desde su creación hace 15 años, nuestra campaña salvadora de vidas ha resultado en una disminución de casi 5,068 muertes por choques.

Sin embargo, del 2015 al 2016, hubo un aumento de 9 por ciento en el número de muertes de aquellas personas que no usan el cinturón de seguridad.

De acuerdo con NHTSA, desde su inicio hace 15 años, la campaña “Abroche o Pague” de Texas no solo ha salvado miles de vidas, sino que ha prevenido más de 86,000 lesiones graves y le ha ahorrado al estado de Texas más de $19.3 mil millones en gastos económicos.

Cuando se lanzó la campaña “Abroche o Pague” en el 2002, solo el 76 por ciento de los texanos se abrochaban el cinturón de seguridad.

Hoy en día, casi 92 por ciento se abrochan el cinturón de seguridad, pero solo 8 por ciento no lo hacen, y la cantidad de personas que no se abrochan el cinturón de seguridad se duplica a 16 por ciento durante la noche.

En el 2016, 994 personas murieron por no llevar el cinturón de seguridad abrochado, un aumento de 9 por ciento con respecto a las 908 muertes por la misma causa registradas en el 2015.

Abrocharse el cinturón de seguridad evita que los ocupantes salgan disparados en un choque y aumenta en un 45 por ciento las probabilidades de sobrevivir en un coche, y hasta 60 por ciento en una camioneta.

En Texas, las leyes exigen que todos los que viajen en un vehículo se abrochen el cinturón de seguridad o se enfrentarán a multas y costos de tribunal de hasta $200.

Los niños menores de 8 años tienen que estar en un asiento de seguridad para niños o asiento para niños más grandes a menos que midan más de 4 pies 9 pulgadas. Si no están abrochados como es debido, el conductor puede recibir multas de hasta $250 más los costos de tribunal.

Junto con la campaña anual “Abroche o Pague” de TxDOT, los departamentos de policía en Texas y en toda la nación van a aumentar sus esfuerzos de cumplimiento entre el 22 de mayo y el 4 de junio.