Policías llegan a “parar” una boda y terminan bailando

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Llegaron porque los vecinos llamaron a la policía por el el ruido de una fiesta y terminaron bailando en la boda. Un hecho que ha sido visto muy positivamente en redes sociales. (Published lunes 31 de julio de 2017)

    Cuatro oficiales del Departamento de Policía de Dallas jamás imaginaron que varias llamadas de vecinos quejándose del ruido en una fiesta, terminara en un video viral donde los protagonistas fueron ellos mismos.

    A ritmo de huapango, los oficiales fueron tomados de la mano por la novia y sus damas de honor y todos terminaron bailando y festejando el enlace matrimonial de Gloria y Mario Hernández, que quedará en el recuerdo de muchos con la agradable e inesperada reacción de los policías de Dallas.

    El video compartido por Ana Gómez, ha sido compartido más de 1,400 veces y ha sido visto casi 200 mil veces y ha provocado reacciones muy positivas en redes sociales.

    Según los testigos, los policías se tomaron fotos con todos y hasta comieron pastel.

    ''Que gusto que estemos unidos en este mundo, todos somos iguales ante los ojos de Dios. Bravo por estos policías, se sacaron un 100'', escribió Rosa Hernandez.

    ''Muy bien por ser relajados, son seres humanos con todo derecho a divertirse como todos y siempre con responsabilidad, refiere Dora Paramo.

    Oficiales llegaron por una queja y se quedaron a bailar en plena boda

    Oficiales llegaron por una queja y se quedaron a bailar en plena boda

    En Dallas, vecinos llamaron a la policía por el escándalo que provenía de una casa donde celebraban una boda. Al llegar los oficiales a la fiesta, terminaron bailando con la novia y las damas de honor.  “Hasta comieron pastel” dice Ana, quien grabó en su celular el memento que se ha hecho viral en las redes sociales. 

    (Publicado domingo 30 de julio de 2017)

    Y es que tras el asesinato de 5 policías en Dallas en 7 de julio de 2016, marchas protestando por el abuso policial en esta ciudad y el miedo a que a partir del 1 de septiembre de 2017 los policías harán funciones de agentes de inmigración, las relaciones entre la autoridad policial y a la comunidad hispana y afroamericana ''pende de un hilo''.

    ''Espero que la gente ya no piense tantas cosas malas de la policía y es una muestra palpable de que hay esperanza de tener una buena relación entre todos'' dijo Jose Rodriguez, sobrino de los novios.