Leer Más Copa FIFA Confederaciones »

Primos culpables de narcotráfico y disparar contra agentes

Los Solorzano disparon con armas de grueso calibre contra agentes que iban a instalar un dispositivo de seguimiento en el domicilio de uno de ellos en Dallas.

processing...

BOLETÍN DE NOTICIAS

Juan Carlos Osorio y los puntos negativos de México
Dallas Police Department
Victor Solorzano, left, Edgar Solorzano face charges after gunfire during a task force operation injured an undercover Arlington police officer, according to Dallas police.

Tras un juicio de cuatro días, un jurado federal hallo culpable a Víctor Solorzano de 32 años de edad, de cinco cargos derivados de asalto armado en noviembre de 2015 contra de dos agentes federales en el suroeste de Dallas, según un comunicado del Departamento de Justicia.

Víctor Solorzano fue declarado culpable de un cargo de posesión con intención de distribuir metanfetamina, dos cargos de agresión de un oficial federal y dos cargos de usar, portar, blandir y descargar un arma de fuego contra agentes. Penas de hasta 20 años en prisión federal por cada uno.

Las ofensas con armas de fuego son castigadas por no menos de treinta y cinco años y hasta de por vida. Estas sentencias deben ser consecutivas a cualquier sentencia por delitos de drogas y agresión. La sentencia está fijada para el 21 de agosto de 2017.

Por su parte, Edgar Solorzano de 24 años, se declaró culpable a principios de este mes de un cargo de posesión con intención de distribuir una sustancia controlada, dos cargos de agresión contra un oficial federal y un cargo de usar, portar, blandir y descargar un arma de fuego. Su sentencia está fijada para el 7 de agosto de 2017.

Según las pruebas presentadas en el juicio, el 19 de noviembre de 2015, Víctor y Edgar Solorzano, primos que vivían en ambos lados de una calle, realizaron múltiples disparos contra dos oficiales federales del Departamento de Seguridad Interna de los Estados Unidos, utilizando armas de grueso calibre y dejando perforada la camioneta de los oficiales quienes huyeron por sus vidas.

Los oficiales fueron a instalar un dispositivo de seguimiento ordenado por la corte en el vehículo de Victor Solorzano en su residencia en la calle Wilbur en Dallas, Texas. Víctor estaba bajo investigación federal por tráfico de metanfetaminas en ese momento. Inmediatamente después de instalar el dispositivo de rastreo en el vehículo, Víctor, armado con un rifle automático AR-15, se enfrentó al oficial impactándolo en la mano y un pie. Edgar, mientras tanto, estaba armado con una ametralladora AK-47.

El oficial corrió por su vida mientras Victor y Edgar le disparaban. El oficial entonces se metió en el lado del pasajero de una camioneta cuando Victor y Edgar comenzaron a disparar numerosos disparos contra los dos oficiales federales, que no devolvieron el fuego. Víctor y Edgar continuaron disparando contra los oficiales federales mientras estos huyeron de la escena.

En total, los primos Solorzano dispararon al menos 42 balas contra los oficiales federales, y sus disparos incluso impactaron otros vehículos y una casa.

Después del tiroteo, Edgar escondió la AK-47 que utilizó en el ático de su residencia y la AR-15 usada por Victor en el patio trasero de un vecino. La policía registró la residencia de Edgar y encontró el arma escondida en el ático. La policía también encontró en la habitación de Edgar más de ocho gramos de metanfetamina, parafernalia de distribución de drogas y una variedad de armas de fuego y municiones. Más tarde, la policía encontró el arma usada por Víctor.

La policía también registró la residencia de Víctor y encontró una bolsa del tamaño de un galón que contenía residuos de metanfetamina en su armario. Un detective de narcóticos estimó que la bolsa contenía aproximadamente de una a dos libras de la droga. La policía también encontró en la residencia de Víctor drogas en efectivo y una variedad de armas de fuego y municiones.