¡El borracho!, ¡la chalupa!, ¡la bandera!...¡Lotería!

La lotería mexicana un juego de tradición desde 1887, donde niños y grandes aún se divierten con un par de tablas de cartón en esta época digital.

La primer lotería mexicana se manufacturó en 1887.
La primer lotería mexicana se manufacturó en 1887.
Crédito: Flickr
Por TELEMUNDO LOCAL 18 de julio de 2014

La lotería mexicana fue manufacturada por primera vez en México en 1887 por Don Clemente Jacques.


Es un juego tradicional que no puede faltar en las ferias de los pueblos, los mercados rodantes e incluso hay señoras que se juntan cada semana a jugar.


La lotería tiene el mismo concepto del Bingo estadounidense, pero la diferencia es que en vez de números se utilizan figuras coloridas que representan la cultura mexicana.


Se usa un mazo de 80 cartas, cada jugador puede tener desde una hasta 5 láminas con las imágenes correspondientes. Y para marcar las figuras que van “saliendo” se utilizan frijoles, fichas, piedras o cualquier objeto pequeño que cumpla la función.


Una característica singular de la lotería mexicana es el no limitarse a “cantar” el número de la figura o el nombre de la figura en sí, un buen “cantador de lotería” agrega siempre una rima o acertijo a cada figura, haciendo este juego aún más colorido.


Aquí unos ejemplos:


¡La tilica y flaca!.. La muerte
¡Para el sol y para el agua!... El paraguas
¡El que espera desespera!... La pera
¡La barriga que Juan tenía, era empacho de sandía!... La sandía
¡La cobija de los pobres!... El sol
¡Al que todos van a ver, cuando tienen que comer!... El nopal