Dominicano por el congreso de EEUU

El senador dominicano de Nueva York, Adriano Espaillat, comienza su candidatura al Congreso de Estados Unidos.

Dominicano por el congreso de EEUU
Crédito: EFE
Por EFE 3 de agosto de 2014

NUEVA YORK – El senador estatal de Nueva York Adriano Espaillat, de origen dominicano, anunció hoy su candidatura para luchar por un asiento en el Congreso federal para el que antes deberá medirse en primarias con el veterano congresista demócrata Charles Rangel.


"Desde Washington Heights a Harlem, pasando por El Barrio o Kingsbridge en El Bronx, sufrimos los mismos problemas y buscamos las mismas soluciones", dijo Espaillat al anunciar su candidatura por el distrito 13 del estado de Nueva York.


Si es elegido en la elección primaria y en la general, Espaillat, de 59 años, se convertiría en el primer congresista estadounidense de origen dominicano.


Acompañado por concejales de la ciudad como Mark Levine, Ydanis Rodríguez y la asambleísta Gabriel Rosa, el senador inició hoy su camino al Congreso por segunda vez tras fracasar hace dos años en unas ajustadas primarias contra el propio Rangel, de 83 años.


Coincidiendo con la celebración del día de la independencia de República Dominicana, su país de origen, el precandidato destacó hoy que Nueva York vive vientos de cambio con la llegada de Bill de Blasio al Ayuntamiento y de la puertorriqueña Melissa Mark-Viverito al Concejo Municipal.


"En nuestro distrito también es hora de que haya un cambio", dijo Espaillat. "A veces sentimos que estamos luchando solos y que no tenemos un socio en Washington. No podemos pelear solos, necesitamos una voz propia y por eso estoy aspirando al Congreso", aseguró.


Para esta ocasión, el senador estatal cuenta ya con el respaldo de otras destacados dirigentes latinos de Nueva York, como la presidenta del Concejo Municipal, quien en las primarias de 2012 ofreció su apoyo a Rangel.


Espaillat busca de nuevo la candidatura demócrata por un distrito electoral, el número 13, que fue rediseñado hace tres años y que desde entonces cuenta con un 51 por ciento de latinos y un 21 por ciento de afroamericanos.


"Pero esto no es una contienda ni dominicana, ni latina, ni afroamericana, ni judía ni blanca (...) Necesitamos una voz, no necesitamos a alguien que no nos representa colectivamente o que representa a una sola calle", subrayó.


Espaillat señaló que algunos de los temas pendientes que siguen "frustrando" a los residentes del distrito, y por los que está dispuesto a luchar en el Congreso, son la crisis de vivienda o la reforma migratoria.


Es la segunda ocasión que el senador de origen dominicano, que llegó a Nueva York siendo un niño, intenta plantar cara al veterano congresista Rangel, quien lleva desde hace cuatro décadas en Washington.


Los aspirantes tienen hasta el 14 de abril para inscribir su candidatura, antes de las primarias del 24 de junio y las elecciones legislativas del 4 de noviembre, en las que se renovarán los 435 escaños de la Cámara de Representantes y un tercio del Senado.