Nuevas propuestas para mejorar la salud

La información contenida en las etiquetas de los alimentos vendría a ser más concreta y fácil de entender.

Nuevas propuestas para mejorar la salud
Crédito: Shutterstock
Por TELEMUNDO LOCAL 29 de julio de 2014

La Administración de Alimentos y Medicinas –FDA- por sus siglas en inglés, ha propuesto cambios mayores en lo relacionado con las etiquetas de los alimentos, con el propósito de destacar la información sobre las calorías, ajustar los tamaños por porción para determinar con certeza cuanto, en realidad comen los estadounidenses.


Esta será la primera vez que se ordene rediseñar la información nutricional en las etiquetas, desde que el gobierno federal empezó a exigirlas a comienzos de los años noventa. Hasta ahora las etiquetas estaban basadas en los hábitos alimenticios y en la información disponible en las décadas de los setenta y ochenta por lo que los agentes federales indican que es necesario traerlas a la realidad actual de la dieta moderna americana.

“Es una transformación genial”, señaló la doctora Margaret A. Hamburg, comisionada de la FDA, agregando que cosas como el tamaño de un muffin han cambiado dramáticamente. Es importante que la información que se encuentra en las etiquetas de los alimentos refleje la realidad del mundo de hoy, dijo la funcionaria, según publica el New York Times en un artículo sobre el tema.

Los cambios incluyen algo que los expertos creen que será bastante controversial: una línea separada en la que se especifique la información sobre los azucares, sustancias que han sido cruciales en problemas como el de la obesidad en este país. La industria alimenticia se ha opuesto a medidas similares en el pasado.

Y es que de acuerdo con lo que le dijo al mismo diario el doctor David A. Kessler, Estados Unidos tiene la dieta más dulce del mundo. Millones de estadounidenses revisan las etiquetas y los cambios buscan hacerlos más fáciles de entender, un paso adelante en un tiempo en el que un tercio de los adultos es obeso, de acuerdo con los expertos en salud pública.

Es importante, a propósito recordar que la mala alimentación tiene serias incidencias en la proliferación de enfermedades como la diabetes, el cáncer y los problemas del corazón.