El sida reduce su propagación un 33%

Estos datos reflejan que el mundo está cumpliendo con el Objetivo de Desarrollo del Milenio número 6, que apuntaba a su reducción.

El sida reduce su propagación un 33%
Crédito: Shutterstock
Por EFE 5 de agosto de 2014

GINEBRA, Suiza- La pandemia del sida ya se ha detenido y está reduciendo su propagación, puesto que el número de contagios por VIH en el mundo cayó un 33 % desde 2001 a 2012, un descenso mucho más acentuado en el caso de los niños, con una reducción del 52 %.
Estos datos reflejan que el mundo está cumpliendo con el Objetivo de Desarrollo del Milenio número 6, que apuntaba a la detención y reducción de la propagación del sida antes del 2015, según un nuevo informe del Programa de las Naciones Unidas para el VIH/Sida (ONUSIDA).
El número de nuevas infecciones por VIH registradas en 2012 alcanzó los 2,3 millones, lo que supone una disminución del 33 % desde 2001; mientras que en niños se detectaron 260.000 nuevos contagios, un 52 % menos respecto a esa fecha.
Según las estimaciones de ONUSIDA, en 2012 había 35,3 millones de personas viviendo con el VIH y desde el inicio de la pandemia del sida, unos 75 millones de personas han resultado infectadas.
Las muertes relacionadas con el sida cayeron un 30 % desde el máximo de 2,3 millones alcanzado en 2005, a medida que el acceso al tratamiento antirretroviral se expande, hasta 1,6 millones de muertes por esta causa registradas en 2012.
Desde el comienzo de la pandemia, unos 36 millones de personas han fallecido por causas relacionadas con esta enfermedad.
Sobre el acceso al tratamiento antirretroviral, el informe muestra que en 2012 aproximadamente 9,7 millones de personas en países de ingresos bajos o medios ya tenían acceso a él, lo que supone un aumento de casi el 20 % en solo un año.
En 2011, los Estados miembros de la ONU acordaron como meta llegar a 15 millones de personas con el tratamiento del VIH antes de 2015, aunque se estima que todavía 10 millones de personas en el mundo precisan este tipo de medicamentos, a pesar de que casi todos los países han ampliado su cobertura.
"No sólo estamos en disposición de alcanzar esa meta sino que tenemos que ir más allá y tener la visión y el compromiso de garantizar que nadie se quede atrás", precisó el director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé.
También se han logrado resultados significativos en el caso de los enfermos de tuberculosis -principal causa de muerte entre los infectados por VIH- ya que las muertes por esta enfermedad de personas con VIH se redujeron un 36 % desde 2004.
El África subsahariana es la región del mundo con más infectados por VIH, 25 millones de personas, de los que 2,9 millones son niños, y con la cifra más alta de nuevas infecciones en 2012, 1,6 millones de personas (230.000 niños), y de muertes relacionadas con la enfermedad, cerca de 1,2 millones.
Le siguen la zona del Sudeste Asiático, con un total de 3,9 millones de infectados por VIH (200.000 niños); Latinoamérica con 1,5 millones de afectados (40.000 niños), y Europa y Norteamérica, con 1,3 millones de infectados cada uno.
Aunque la financiación por parte de donantes está estancada desde 2008, el gasto de los países destinado a la lucha contra el sida y la prevención del VIH aumentó, hasta alcanzar el 53 % de los recursos globales en 2012.
El total de recursos disponibles para VIH en 2012 alcanzó los 18.900 millones de dólares (13.940 millones de euros), mucho menos de los 24.000 millones de dólares anuales (17.710 millones de euros) que, según las estimaciones marcadas para los Objetivos del Milenio, eran necesarios hasta 2015.
El informe señala que todavía persisten dificultades para asegurar el acceso al tratamiento antirretroviral a los colectivos más vulnerables, como las personas que consumen drogas, o mujeres y niñas.
"La desigualdad de género, las leyes punitivas y acciones discriminatorias continúan obstaculizando las respuestas nacionales al VIH", subraya el informe.