Lichi: Que su apariencia no te engañe

Descubre el gran tesoro que se esconde detrás de esa rugosa cáscara.

El lichi es un excelente antioxidante.
El lichi es un excelente antioxidante.
Crédito: Shutterstock
Por Salud y Bienestar y Punto. 8 de agosto de 2014

Con esa apariencia dura y rugosa por fuera, ¿quién se imaginaría que adentro contiene un gran manjar?
De seguro la has visto en los mercados, sobre todo en los chinos, ya que ellos adoran esta fruta que crece en su región: el lichi.
Sin embargo, el lichi no sólo es fresco y delicioso sino que es rico en nutrientes, como lo indica la Biblioteca Nacional Agrícola del Departamento de Agricultura de Estados Unidos. Una porción de 100 gramos de lichi, o 3.5 onzas, contiene 66 calorías, 16.53 gramos de carbohidratos, 1.3 gramos de fibra. 15.23 gramos de azúcar, así como 0.83 gramos de proteína.
Pero no sólo eso, el lichi también es rico en potasio, fósforo, vitamina C y contiene oligonol, que es un antioxidante, una sustancia que protege los tejidos humanos, así como también contra la influenza.
También, según estudios de la Universidad Kyorin, de Japón, ayuda a mejorar la circulación de la sangre, a reducir de peso y protege la piel de los terribles rayos UV.
Si no has probado el lichi, no te dejes engañar por su apariencia. Dentro de esa dura cáscara, que es muy fácil de pelar, se encuentra un fresco y carnoso fruto traslúcido que puedes conseguir en los mercados de julio a octubre.