Directora de GM interrogada por muertes

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images for FORTUNE

    DETROIT, Michigan - La nueva directora general de General Motors y el director de la Agencia Nacional de Seguridad del Tráfico en Carretera acuden el martes al Congreso a declarar sobre un defecto en vehículos compactos relacionado con 13 muertes. En una declaración escrita difundida antes de las audiencias del martes, el director en funciones de la Agencia Nacional de Seguridad del Tráfico en Carretera David Friedman dijo que GM tenía información relacionada con las llaves defectuosas del encendido con el mal funcionamiento de las bolsas de aire, pero no la compartió hasta el mes pasado. La directora general de GM también declarará. Los miembros de la comisión interrogarán a Barra y Friedman para que expliquen por qué ni la empresa ni el organismo de seguridad actuaron para retirar millones de automóviles compactos con una llave de encendido defectuosa, pese a que desde 2001 tenían conocimiento del problema. "Al sentarme aquí, no puedo decirles no qué pasaron años para anunciar un defecto en el programa del auto compacto pero puedo decirles que lo averiguaremos", señala Barra en una declaración por escrito prepara para su audiencia ante la comisión GM retiró 2.6 millones de vehículos por una llave defectuosa. Debido al retiro, la compañía designó a un nuevo jefe de seguridad y revisará todo su proceso de retiro de vehículos. La empresa ha tomado medidas para mostrar a reguladores y consumidores que está más preocupada por la seguridad y el lunes anunció el retiro de 1.5 millones de vehículos más por una falla en la dirección asistida. Con al retiro del lunes la cantidad de vehículos que deberán ser llevados a los talleres alcanza 6,3 millones desde febrero. GM calcula que esas medidas le representarán un costo de 750 millones de dólares. Se espera que la audiencia en la Cámara de Representantes sea tensa y emotiva. Al menos una decena de familiares de víctimas de accidentes acudirán vistiendo camisas azules con una foto de Amber Marie Rose, de 16 años, quien murió en un accidente a bordo de un auto compacto Cobalt en 2005. Barra se disculpará por las vidas perdidas pero tratará de limitar sus respuestas al congreso citando una investigación en curso y las que lleva a cabo el gobierno.