Cambios beneficiarían a miles de indocumentados