Clases de manejo acaban en muerte

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Una comunidad entera llora la muerte de un pequeño de tan solo 12 años y su familia pide que alguien pague por su muerte.

    Erick Lozano murió el viernes y el domingo se llevó a cabo una vigilia para honrar su memora en el lugar donde ocurrió el accidente.

    Según la policía, el incidente se produjo cuando una joven que aprendía a conducir, prendió el vehículo bajo la instrucción de su padre. Pero al no tener dominio del vehículo, la menor puso el auto en reversa y aceleró rápidamente.

    Fue ahí cuando el vehículo cruzó la calle y atropelló a Lozano prensándolo contra una residencia.

    Algunos familiares de Erick, incluyendo su abuela, dijeron que alguien debe de ser nombrado como responsable del accidente y que aunque la policía dijo que esto se trata de un accidente, ella no lo ve de esta manera.

    La policía de Lewisville, confirmó que nadie ha sido arrestado y la familia se encuentra recaudando fondos para llevar a cabo el funeral del menor.