Cruz y Cornyn: con caras largas

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images/AP

    Tras 16 días de paro, la Cámara de Representantes dio la aprobación final al presupuesto temporal el cual pone fin al paro gubernamental que ha afectados a miles de personas.

    El senado la aprobó primero, con votación de 81-18. Más tarde la Cámara de Representantes lo aprobó con 285-144. Tras la aprobación en la cámara baja, sólo faltaría la firma del presidente Obama, el acto final de un épico drama político que puso en riesgo la estabilidad económica.

    Como todos sabemos, el senador de Texas, Ted Cruz, es probablemente la “pesadilla” de Obama y el máximo representante del anti-Obamacare y como era de esperarse, Cruz fue uno de los 18 votos en contra.

    Y de la misma manera votó el republicano John Cornyn, dejando un marcador final de 81-18 votos el miércoles en la noche.

    En la Cámara, el total de los 22 representantes republicanos negaron la reapertura del gobierno, mientras que los 12 demócratas que representan Texas la apoyaron.

    Por su parte, varios de los representantes a la Cámara federales de Texas manifestaron que el cierre del gobierno por 16 días fue una situación innecesaria a la que llevaron al país los republicanos.

    La congresista Sheila Jackson dijo que “no había razón alguna para poner al país en esta situación que costó $24 billones y llevó a que 800,000 empleados federales fueran cesados temporalmente de sus trabajos”.

    A su vez el representante Al Green señaló que “autoimponerse cierres y amenazas para poner en riesgo el pago de nuestras deudas no son la forma de ejercer liderazgo”, ya que “no sólo se pone en riesgo el crédito del país, sino el modo de vida de todos los ciudadanos”.

    El demócrata Henry Cuellar señaló que “el incumplimiento” de las responsabilidades del Congreso llevó a que “se retrasara el trámite de otros importantes proyectos como la reforma migratoria y las leyes de transporte y de agricultura”.

    Finalmente, Joaquín Castro, demócrata de San Antonio dijo que el voto del miércoles en la noche es una demostración de que cuando “el Congreso pone en primer lugar a los ciudadanos del país, es claro que demócratas y republicanos pueden trabajar conjuntamente”.