Cae red de distribución de pastillas

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    Las autoridades locales y federales están celebrando el desmantelamiento de una “empresa de tráfico de medicinas” la cual vendía un analgésico llamado hidrocodona.

    El martes, las autoridades pusieron fin a una red de pastillas contra el dolor que operaba desde el área de Dallas. En el operativo se decomisaron casi siete millones de dólares.
    “Esta organización se dedicaba a recetar pastillas de hidrocodona sin una previa visita médica y sin los exámenes médicos requeridos por ley” dijeron las autoridades.
    El responsable de la organización fue identificado como David Allen Voger, quien fue declarado culpable y condenado a 20 años de prisión.
    Según las autoridades, Voger formó una “súper pastilla contra el dolor” que tenía tres veces más la dosis que un analgésico normal.
    La clínica tenía el nombre de Madison Pain Clinic, la cual era simplemente una fachada de un multimillonario negocio que operaba en todo Estados Unidos y el cual ganó cerca de $24 millones de dólares en un periodo de cinco años.
    El principal negocio era vender las súper pastillas en internet y la gente pagaba en efectivo por ellas.
    Los investigadores dijeron que recibieron pistas sobre dicha clínica después de que muchas personas se suicidaran con ésta súper pastilla.
    Parte del dinero decomisado se repartió entre las agencias policiacas del Metroplex involucradas en el operativo.