Demanda a jugadores de los Cowboys

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    La familia de un adolescente de 13 años de edad, el cual casi se ahogó en un campamento de verano organizado por los jugadores de los Cowboys de Dallas, está demandando a los organizadores del campamento y a varios jugadores de los Cowboys.

    “Cuando dejo a mis hijos en alguna parte, estoy esperando que alguien los cuide” dijo Paula Jackson en una conferencia de prensa el miércoles.
    Su hijo, James Jackson Jr. casi se ahoga en una alberca el 11 de julio en el primer día de campamento de la Universidad del Norte de Texas.
    El joven era un atleta que practicaba el atletismo y ahora tiene daño cerebral. Sus padres dijeron que no puede hacer casi nada por sí mismo y que tiene un largo camino hacia la recuperación. Actualmente el joven recibe respiración artificial.
    “Él todavía está luchando para sobrevivir”, dijo la madre del adolescente. “Todas sus emociones se han ido”.
    Es por eso que la familia está demandando a los organizadores Sports International Inc, al jugador Anthony Spencer, cuyo campamento lleva su nombre, al receptor Miles Austin, al esquinero Brandon Carr y al ex jugador de dicho equipo Sterling Moore.
    La demanda es por un millón de dólares para cubrir los gastos médicos. La cual dice, que los jugadores deben pagar por el “dolor y sufrimiento, angustia mental, incapacidad física, gastos médicos y la perdida futura de la capacidad para ganar dinero”.
    Según la demanda, los jugadores dejaron ir a nadar a Jackson y a otros jóvenes sin ningún tipo de supervisión.
    Ayer en la tarde los abogados que representan a los jugadores involucrados emitieron una respuesta a la demanda y dijeron lo siguiente:
    “Los jugadores no estuvieron involucrados en las actividades de nado. Dos de ellos no estuvieron en el campamento hasta el dia después del incidente” dijo Thomas W Fee & Howard J Klatsky.