Piden trato justo y calma sobre ébola

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El reverendo y activista por los derechos civiles Jesse Jackson, estuvo en Dallas y se reunió con la familia del paciente diagnosticado con el virus de ébola.

    En la reunión, estuvieron presentes la madre de Thomas Eric Duncan, su hermana y otros miembros de la familia donde rezaron por la mejora del infectado.

    El reverendo Jackson pidió un mejor trato para el paciente y sus familiares y exigió que no sea catalogado como un criminal por haber tenido contacto con una persona contagiada en África.

    Inclusive, la concejal del Distrito, Jennifer Gates, dijo que los familiares y vecinos del contagiado han tenido que luchar contra la discriminación por vivir tan cerca del paciente. Algunos han sido rechazados por sus empleadores y a otros les han negado la entrada a centros comerciales.

    El hospital Presbiteriano de Texas comunicó que Duncan se encuentra en condición crítica pero estable.

    El reverendo Jackson y los familiares están organizando una vigilia para rezar por la salud del enfermo a las 5:00 p.m. a fuera de dicho hospital, según reportes del periódico de Dallas Morning News.