Nueva York tiene el museo más dulce

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE

    En pleno barrio de Brooklyn, en Nueva York, un museo de las antigüedades ha abierto un espacio para contar la historia de uno de los bollos más famosos y apetecidos por todos, la donut. Se trata de la primera exposición dedicada a este pastel que traducido al español significa "masa de nuez" (doughnut en inglés), que llegó a los Estados Unidos de la mano de los holandeses y pronto se convirtió en uno de los dulces más populares debido a su sabor y textura en la Nueva Amsterdam, más tarde Nueva York. El museo cuenta que también fue el marinero Hanson Gregory quien tuvo la idea de hacerle un agujero en la mitad para que se friera mejor. "La gente que nos visita no entiende nuestra fascinación por los dónuts, forman parte de nuestra cultura", cuenta Rick Anon, una de las responsables de la exposición.